Más vale tarde que nunca: Facebook encriptará sus apps de mensajes

Facebook este 2021 cumplió 17 años de existencia; mientras que WhatsApp 12 y Messenger Facebook 9 años (con su última renovación).

La red social número uno del mundo trabaja fuertemente en fortalecer un sistema de seguridad para el encriptado punto a punto en todas sus plataformas de mensajerías: Messenger, WhatsApp e Instagram. La desventaja de esto, es que las autoridades de diversos países apuntan que no se concrete esta modalidad, ya que se podrán ocultar hechos criminales.

¿Qué es un sistema de encriptado de extremo a extremo?

Es un sistema que aplica ‘código’ a un mensaje, y que solo lo puede ver el dispositivo a quien es enviado el audio o el mensaje. Bajo esta encriptación, nadie puede intervenir para ver la información de este, ni siquiera el personal de WhatsApp, Messenger ni Instagram.

Las claves de este cifrado se almacenan en los dispositivos de cada usuario y también en esa infraestructura de servidores centralizada. Con esto, ni los gobiernos de cada país pueden conocer los datos compartidos entre dispositivos. Solo emisor y receptor pueden ver el mensaje.

Más explicaciones sobre el cifrado de extremo a extremo

Si quieres ver en detalles más técnicos lo que significa el encriptado, puedes descargar este documento en formato PDF, proporcionado por la plataforma WhatsApp.

Ahora, si quieres en lenguaje más amigable entender de qué trata en profundidad, puedes verlo en el siguiente video:

Al parecer, no hay pie atrás con la idea

Pese a las presiones de las distintas autoridades, Facebook planea seguir a adelante con el fortalecimiento de este sistema y lo proyecta para el año 2022.

La empresa de Zuckerberg trabaja actualmente en la integración de mensajes entre todas sus plataformas, con el fin de que los usuarios puedan escribirse a través de Instagram, y responderlo en WhatsApp o Messenger, lo que supondría el primer gran paso para centralizar la seguridad en la información de los usuarios.

¿A dónde se quiere llegar con todo esto?

La estrategia apunta a la alta seguridad en las aplicaciones de Facebook, para que, en un plazo no muy lejano, se puedan realizar transacciones de dinero dentro de las plataformas. Esta última función ya está probándose en países como la India.