El mercado laboral sigue rezagado en relación a las cifras de crecimiento e inversión. El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó esta mañana que la tasa de desempleo en el trimestre móvil junio-agosto, se ubicó en 7,3%, lo que representa un fuerte aumento de 0,7 puntos porcentuales en doce meses.

La cifra que es igual a la del trimestre inmediatamente anterior se ubicó por encima de las expectativas del mercado que esperaba una variación de 7,2%.

De acuerdo al INE, el resultado del trimestre se explicó por el alza de 1,7% de la fuerza de trabajo, muy por sobre el reportado por los ocupados que llegó a 0,9%. Esto generó una mayor presión en el mercado laboral, dijo el organismo. A su vez, los desocupados crecieron 12,4%, lo que se explicó por un incremento de cesantes (11,9%) y de quienes buscan trabajo por primera vez (16,6%).

Asalariados

Las cifras reveladas esta mañana confirman que el mercado no logra absorber la fuerza laboral pese a que el sector privado sigue creciendo y creando empleo. De acuerdo al reporte del INE, los asalariados privados (1,3%) fue la categoría ocupacional más incidente en la expansión de los ocupados, seguida por los asalariados públicos (5,0%) y los trabajadores por cuenta propia (0,5%).

La desocupación experimentó un fuerte salto de 1,1 puntos porcentuales en las mujeres, alcanzando el 7,9%, cifra considerablemente inferior al 7% de los hombres, cuya tasa no obstante anotó una baja de 0,5 puntos porcentuales.

La tasa de presión laboral alcanzó 13,2%, expandiéndose 0,9 pp. en doce meses, motivado por el incremento de los ocupados que buscan empleo (4,8%).

Regiones

Los Lagos y Tarapacá representan los polos opuestos de las cifras reveladas por el INE. Mientras en la región del sur la tasa de desocupación alcanzó el 3,5%, en la del norte se disparó a 8,7%. Ambas cifras se comparan con la Región Metropolitana donde el desempleo llegó a 7,9%.

En el Gran Santiago, la tasa de desocupación del trimestre analizado alcanzó 7,8%, anotando un incremento anual de 1,5 pp., a raíz de la expansión de 1,0% de la fuerza de trabajo, al tiempo que los ocupados se redujeron 0,7%.

En doce meses, la tasa de desocupación se incrementó en ocho regiones, disminuyó en cuatro y se mantuvo en O’Higgins, Maule y La Araucanía.