Ministerio de Salud inicia campaña de vacunas contra el sarampión

La meta es vacunar a casi 1,2 millones de niños y niñas, quienes podrán recibir la dosis en vacunatorios de los centros de salud tanto del sistema público como privado.

792
sarampión

El Ministerio de Salud dio inicio a la campaña de vacunación contra el sarampión, la que se realizará hasta fines del próximo mes de diciembre.


En esta oportunidad, la meta es vacunar a casi 1,2 millones de niños y niñas, quienes podrán recibir la dosis en vacunatorios de los centros de salud tanto del sistema público como privado.

De igual modo, la campaña puede extenderse más allá de diciembre, hasta lograr una cobertura mayor o igual al 95% de la población objetivo. Cabe agregar que la inoculación se realiza de manera gratuita.

¿Qué dijeron las autoridades?

Paula Daza, subsecretaria de Salud Pública, detalló que el sarampión “es una enfermedad altamente contagiosa, que se transmite por vía aérea y por las gotitas de la saliva. Produce cuadros febriles altos y puede producir compromiso respiratorio”.

“Acá el programa nacional de vacunas tiene muy buena cobertura y es una enfermedad que se ha eliminado gracias a las vacunas. Ha habido brotes de sarampión -como el de 2018-, pero han sido por casos importados que se han logrado contener”, agrega.

Vacuna en menores

El Minsal señala que la vacuna está destinada para menores cuya edad sea de 13 meses a 5 años, 11 meses y 29 días. La dosis que recibirán no solo protege ante el sarampión, sino también frente a la rubeola y parotiditis.

En ese sentido, la enfermera del Departamento de Inmunización del ministerio, Daniela Espinoza, aclaró: “Si un niño recibió la vacuna de los 12 meses recientemente, debe vacunarse, pero deben pasar cuatro semanas entre una y otra dosis. Después habrá que vacunarlo en primero básico“.

Por lo mismo, se puede dar el caso de que el menor reciba tres dosis, según consignó a LUN.

Efectividad de la dosis

La especialista explica la vacuna tiene una efectividad “cercana al 90%, por lo que queda un 10% de niños que, a pesar de estar vacunados, podrían no estar inmunizados o que no generen la inmunidad necesaria. Con la dosis de ahora se refuerza la inmunidad antes de que les llegue la dosis de primero básico”.

Por último, la subsecretaria Daza concluye que “este es un refuerzo para asegurar que la mayor cantidad de niños de ese rango etario esté bien cubierto. Siempre hay un porcentaje menor de niños que no se vacuna o que no alcanzó una buena inmunidad”.

“Para mantener una muy beuna cobertura en una enfermedad que ha sido muy grave, es importante hacer estos seguimientos cada cinco años”, cerró.