Tercer retiro: Letra chica del proyecto presidencial entregaría más fondos a las AFP

Aún no existe claridad sobre que pasará en cuanto al tercer retiro de los fondos previsionales. Ahora, se suma una nueva alternativa entregada por el Presidente, Sebastián Piñera, la cual no deja conforme a la oposición.

Escrito en NACIONAL el
Ante la aprobación en el Congreso de un tercer retiro de fondos previsionales, el Presidente Sebastián Piñera presentó un requerimiento al TC para declararlo inconstitucional, lo que desató la tensión y malestar de todos los sectores políticos. Entre dichos de un lado y del otro, este domingo se hizo oficial: mejor tarde que nunca, La Moneda presentó un proyecto propio como alternativa a la iniciativa de la oposición. Todo esto en medio de una semana en donde la popularidad del mandatario ha llegado a su mínimo histórico nuevamente con un 9% de aprobación y un 82% de desaprobación, además de rumores de un supuesto quiebre interno dentro del Gobierno y advertencias de un nuevo estallido social en Chile. El Ejecutivo no descansó este fin de semana y junto a sus jefes de bancada se dispusieron a negociar el nuevo documento, argumentando que el costo político por negarse a retirar el freno para el proyecto de la oposición significaría menos posibilidades para los candidatos de Chile Vamos en las elecciones de mediados de mayo. ¿Era un problema de voluntad? Piñera decidió presentar su proyecto en el cual permite el retiro de fondos con topes máximos de $4.4 millones y mínimo $1 millón. Además, considera la opción de retiro para las rentas vitalicias de hasta un 10% de su reserva técnica y entrega un bono de $200 mil para aquellas personas que se quedaron sin saldo luego de realizar el primero y/o segundo retiro. Entonces, el problema no era el retiro de fondos. Lo que podría ser un gran triunfo, causó rechazo inmediato en cuanto el Presidente expuso que se entregará un 2% de cotización adicional a las AFP en la cuenta individual de cotizantes, cuyo pago será de 1% con cargo al empleador y el otro 1% como aporte directo del Estado. Un intento solapado de generar una nueva reforma a favor de las administradoras de fondos de pensiones, dicen desde la oposición. El tener un nuevo cargo al empleador podría incluso entorpecer la reactivación y recuperación de puestos de trabajo, sumado a una disminución en la contratación laboral. Sin duda una jugada compleja por parte de La Moneda, que si bien se asegura en el requerimiento ante el TC, muestra la inoperancia del comité político y la tozudez de Piñera, quien podría haber evitado días de alta tensión si se hubiera antepuesto a las circunstancias. Ahora, ¿Qué pasará con el requerimiento del Gobierno?, ¿Se inhabilitara a la presidenta del TC, María Luisa Brahm de la votación?, ¿Cuál será la próxima jugada de la oposición? y finalmente, ¿Podrán los chilenos y chilenas retirar sus fondos -tan necesarios para muchos- de la AFP? Las próximas horas serán cruciales para responder estas preguntas.