Aseguradoras de EEUU buscan intervenir ante un eventual cuarto retiro en Chile

A través de tres misivas enviadas a distintas instituciones financieras, en especial a la presidencia del G20, pretenden frenar un cuarto retiro en Chile.

Escrito en NACIONAL el
A través de tres misivas enviadas a distintas instituciones financieras, las asociaciones de aseguradoras de Estados Unidos intentan frenar un posible nuevo retiro de rentas vitalicias en Chile. En un contexto en el que ya hemos vivido tres retiros de fondos de pensiones en nuestro país, y actualmente se discute en el Congreso un cuarto retiro, son diversas las entidades que están en contra de este proyecto. Es por esto que desde Estados Unidos se enviaron estos documentos: dos de parte de la Federación Global de las Asociaciones de Seguros (GFIA). Aquí, se explicita la "importancia de la continuidad de los sistemas nacionales de pensiones autofinanciados-desfinanciamiento de los ahorros privados para la jubilación en Chile". La última misiva fue escrita por el gremio de aseguradores de EEUU, American Council of Life Insurers (ACLI), el cual maneja compañías presentes en Chile. Por ejemplo, Metlife y Principal. Según detalló La Tercera y El Mercurio, el objetivo de estas cartas es plantear las consecuencias de una nueva extracción de fondos en Chile. Por lo que, se envió una carta a Ignazio Visco, gobernador del Banco de Italia, país el cual tiene la presidencia temporal de G20. Además, de dirigió otra de estas al presidente del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), Randal Quarles y la ultima, a Janet Yellen, secretaria del Tesoro de EEUU.

Un cuarto retiro según las aseguradoras de EEUU

Las aseguradoras esperan que el G20 pueda "abordar este riesgo emergente" e intervengan ante el posible "deterioro del estado de derecho ya la estabilidad de las inversiones de largo plazo en Chile". Por su parte, la presidenta de ACLI y vicepresidenta de GFIA, Susan Neely, sumó a lo anterior que "estas acciones están perjudicando desproporcionadamente a la clase media y a las mujeres". En los documentos también se plantea que un nuevo retiro de fondos le significaría el posible incumplimiento de "los compromisos de Chile con la OCDE". Además, de violar "directamente la protección del consumidor y la estabilidad financiera y del mercado dispuestas por los estándares internacionales reconocidos por el FSB". Por último, aseguran que el impacto en la economía "perjudicará a nuestros consumidores". En esta línea, se solicita "respaldar la seguridad del modelo del sistema de pensiones de capitalización chileno frente al desfinanciamiento y la expropiación". También se respalda que el Ministerio de Hacienda, el Banco Central de Chile y la OCDE rechazan esta iniciativa. "Esperamos que la atención internacional pueda frenar un mayor desfinanciamiento y respaldar la supervisión prudencial para proteger a los consumidores y la estabilidad financiera", concluyeron.