Última hora
PRIMERA DAMA

Francisca Perales (CS): "Nos parece obvio que haya un debate sobre la figura de la primera dama"

Vicepresidenta de CS: "La decisión de Irina no fue fácil. A nosotros nos parece obvio que haya un debate sobre la figura de la primera dama"

Vicepresidenta de Convergencia Social.Llama a abrir un debate sobre figura de la Primera Dama.
Por
Escrito en NACIONAL el

En entrevista con la Radio BíoBío, la vicepresidenta de Convergencia Social, Francisca Perales, comentó acerca del Gobierno que está a punto de asumir. “Los primeros desafíos van a estar marcados en hacer frente a la crisis social, política, económica y sanitaria que deja el gobierno de Sebastián Piñera”, señaló Perales.

“Nuestro rol es tratar de hablar con el resto de los actores, tanto políticos como sociales, para empujar una agenda de cambios que nos permita construir un nuevo modelo de gobernabilidad”, indicó.

El cargo de la primera dama ha sido tema desde la confirmación de que Irina Karamanos (CS), asumirá ese cargo. Entre medio de críticas por la figura de Primera Dama, Francisca también abordó esta materia en la mencionada entrevista. A continuación reproducimos una parte de ella. 

“Nosotras aspiramos a que terminado este periodo, todo ese rol caritativo y tan conservador que dejó legado Lucía Hiriart en su momento, esté repensado en términos de política pública”, sostiene.

Los desafíos del nuevo Gobierno

-¿Cómo visualiza los primeros meses del gobierno entrante de Gabriel Boric?

"Desde los partidos de Apruebo Dignidad diferenciamos los roles. Entendemos que el rol que tenemos en el partido (Convergencia Social) es distinto al rol que tiene el gobierno y el presidente electo. Por lo tanto, las proyecciones sobre los primeros meses de gobierno es una discusión que va a tener que determinar el presidente electo con el comité político que conforme.

Nosotros creemos, eso sí, que tenemos que ir paso a paso, ir con tranquilidad y lo primero va a ser la designación del gabinete, que será durante los próximos días. Y lo importante es que la agenda que impulse el gobierno sea siempre de cara a la ciudadanía y respetando el sentido del programa".

-Entonces…

"Ahora, respecto a las primeras proyecciones del gobierno, se ha hablado algo de esto, y como ya dijo el presidente electo, los primeros desafíos van a estar marcados en hacer frente a la crisis social, política, económica y sanitaria que deja el gobierno de Sebastián Piñera. Por lo tanto, eso implica trabajar por una reactivación económica que dé garantías a las personas y también se ha hablado de la agenda de aumentar el sueldo mínimo y eso implica la pregunta de cómo se financia.

Uno de los puntos que a nosotros nos parece importante es empezar a discutir sobre la reforma tributaria que permita recaudar. Pero no solamente recaudar para tener mayores ingresos en las arcas fiscales, sino que esa recaudación implica redistribución en políticas sociales. Entonces, evidentemente eso, para nosotros, es uno de los primeros desafíos. En el entendido de que es una discusión que se va a tener en el comité político una vez que esté conformado el gabinete".

El debate sobre la figura de la Primera Dama

-Recientemente, Carmen Valladares, secretaria relatora del Tribunal Calificador de Elecciones, dijo que “las mujeres ya no estamos para decorar a nadie”. Esto, a propósito de la decisión de Irina Karamanos de asumir el cargo de primera dama. ¿Coincide con ella?

"Coincido totalmente en que las mujeres ya no somos un accesorio en la política. Y que la paridad no es una concesión, sino que es un mínimo democrático, y, por tanto, no veo mayor conflicto con lo que ella menciona".

-Irina Karamanos afirmó que asumirá el rol de Primera Dama “con el compromiso de reformularlo”. ¿Cuál cree que debe ser el rol debiese tener?

"A nosotros nos parece obvio que haya un debate sobre la figura de la primera dama. Nosotras, siendo parte del movimiento feminista, también hemos criticado el rol que ha cumplido esa institución y eso, a nuestro juicio, no es una fisura sino una muestra que desde dentro del feminismo hay un debate. Lo que a nosotros no nos parece aceptable son epítetos como los de Tomás Jocelyn-Holt que solo hace noticia de esta manera. Tratando de polemizar y de generar comentarios rupturistas, pero que en la práctica no tienen ninguna caja de resonancia. A nosotras, como feministas de Convergencia Social, lo que nos caracteriza no es decir “esto no es feminista, me corro para el lado”, sino que lo que queremos hacer es hacernos cargo y entrar a cambiar lo que creemos que hay que ir a cambiar.

En ese sentido, la decisión de Irina no fue fácil. Pero una de las cosas que a nosotras nos parece importante decir es que aquí ha habido dos gobiernos donde no hubo primera dama y quedó todo igual. Nosotras aspiramos a que, terminado este periodo, todo ese rol caritativo y tan conservador que dejó legado Lucía Hiriart en su momento, esté repensado en términos de política pública y que eso no dependa de una figura que no es electa ni designada de acuerdo a las necesidades del país. Y, por tanto, que nuestro rol será para ir quitando atribuciones a una institución que en este momento define sobre políticas públicas y financia iniciativas y que depende de una agenda personal. Lo que nosotras queremos es ir desmontando paulatinamente esa estructura que a ojos de la ciudadanía está obsoleta".

-En julio pasado, Gabriel Boric dijo que de llegar a La Moneda, terminaría con la figura de la Primera Dama. “No tiene ningún sentido. No puede haber cargos en el Estado que tengan que ver o estén relacionados con el parentesco del Presidente o con nadie”. ¿No hay una contradicción, considerando que Irina asumirá el cargo?

"Nosotros no creemos que haya una contradicción, lo que creemos es que hubo un análisis respecto a cuál era el mejor escenario. El compromiso que tenemos respecto a terminar con la figura de la Primera Dama sigue siendo el mismo. La decisión que tomó Irina de tomar el cargo tiene que ver precisamente con rediseñar un espacio que a nuestro juicio tiene un poder simbólico que no está establecido por la ley y que tiene que empezar a desmontarse paulatinamente.

Entonces, no se trata solamente de ir a ocupar el cargo por estar, sino que ocupar el cargo para paulatinamente ir entregando las facultades a los estamentos que correspondan e ir terminando con ese rol de primera dama que, como te decía anteriormente, nosotros creemos que está obsoleto.

Comenta en @DUPLOS.CL