Carabineros otra vez en la mira: acusan potencial fraude por hasta $150 mil millones

Informes y testimonios advierten graves irregularidades en el Fondo de Ahorro Habitacional, que gestiona aportes mensuales de más de 60 mil policías.

Una auditoría interna al Fondo de Ahorro Habitacional de Carabineros puso al descubierto una serie de irregularidades que no solo son alarmantes, sino que además podrían constituir un fraude incluso superior al del denominado “Pacogate”.

Esto porque casi la totalidad de los 65 mil funcionarios de Carabineros aportan con al menos el 4% de su salario mensual al Fondo de Ahorro Habitacional, lo que implica una cuenta con activos por casi $150 mil millones.

Contraloría puso su atención en este fondo -que existe desde 1981 para financiar la compra, arreglo o ampliación de viviendas de miembros de Carabineros a través de préstamos- dado que muchos de sus egresos son cuestionables, al punto de que varios no cuentan con respaldo alguno siquiera.

Irregularidades en el Fondo de Ahorro Habitacional de Carabineros que podrían destapar millonario fraude

El documento de la auditoría, dado a conocer por Interferencia, muestra que las cuentas de préstamos del fondo no mantienen respaldo ni comprobación histórica, en lo que sería una primera falta de envergadura mayor y razón suficiente para despertar sospechas.

Además, establece que quienes procesan los registros de los créditos son los mismos que fiscalizan el proceso, otro detalle propio de los mecanismos para cometer fraudes.

La auditoría interna también arrojó que no existe ningún protocolo para levantar alertas financieras para la prevención de lavado de activos, y que nadie se cerciora de que los dineros entregados se gasten en viviendas.

Ni siquiera hay un registro de que efectivamente algunos créditos hayan sido pagados, ya que la institución llevaba una contabilidad doble, donde las cifras reportadas por la unidad de finanzas y las del departamento de informática no siempre coincidían.

Contraloría ya había advertido sobre potencial fraude

Las advertencias acerca de la gestión poco transparente del Fondo de Ahorro Habitacional de Carabineros venían de 2017. Ese año, la Contraloría reveló serias falencias de seguridad en su contabilidad. La entidad fiscalizadora advirtió, en ese entonces, que la totalidad de los dineros ingresados a las arcas policiales corrían un serio riesgo de fraude.

Esto porque cualquier funcionario con acceso podía entrar y borrar o disminuir préstamos sin que existiera trazabilidad alguna. También por los problemas en la custodia de los contratos de préstamos e hipotecas otorgados entre 1981 y 2013, cuyas únicas copias están guardadas en una sala sin control de acceso ni sistema contra incendios.

Cinco años después del informe de la Contraloría, y a un año y medio de la auditoría interna de Carabineros dada a conocer esta semana, la mayoría de los problemas subsiste y las autoridades no han iniciado ningún sumario interno, pese a las evidencias levantadas dentro y fuera de la institución.

Comenta en @DUPLOS.CL.

Lo más leído

Lo más reciente