Novak Djokovic se coronó campeón del Grand Slam de Roland Garros

El tenista número uno de mundo escaló desde atrás para vencer a Stéfanos Tsitsipás

Djokovic Roland Garros
Djokovic Roland Garros

Francia tiene un nuevo rey en arcilla. El tenista número uno en el Ranking ATP, Novak Djokovic, derrotó en la final del Grand Slam de Roland Garros al griego Stéfanos Tsitsipás (5°).

La raqueta serbia no comenzó de la mejor manera el encuentro, ya que el tenista griego, quien venía de eliminar al alemán Alexander Zverev (6°) en semifinales, sorprendió a Djokovic de entrada.

Mejor inicio de Tsitsipás

El joven tenista de 22 años perdió su servicio en el onceavo game, pero Djokovic no validó en su turno, por lo que se fueron al tie break. En la definición, Tsitsipás superó a la raqueta mejor rankeada del planeta, con un 7-6 (8-6).

En la segunda manga, el serbio perdió su saque en el primer juego, ya que aún estaba entrampado en el parcial anterior.

Otro quiebre de servicio en el séptimo juego permitió que el griego se impusiera con un categórico 6-2.

Borrón y cuenta nueva de Djokovic

Con dos sets abajo, el tercer parcial fue crucial para Novak Djokovic. El N°1 en el Ranking ATP alcanzó a reaccionar a tiempo y le bastó con un quiebre de servicio en el cuarto juego para quedarse con la manga por 6-3.

Nole comenzó a enfocarse en ganar puntos decisivo, dejando atrás los errores no forzados de las mangas anteriores. El verdugo de Rafael Nadal (3°) en la llave anterior, le levantó el servicio en el primer y tercer game para quedarse con el sets por 6-2.

Quinto set y definitivo

Todo empezaba de nuevo para ambos tenistas, quienes llegaron al quinto set para definir al campeón de Roland Garros.

Tsitsipás tuvo el quiebre de servicio en el primer juego, pero el serbio resistió y se quedó con su saque.

Por su parte, la raqueta serbia logró quebrar al tenista griego en el tercero, permitiéndole quedarse con el quinto parcial por 6-4.

Final del partido y Novak Djokovic alzó el valioso título del Grand Slam de Roland Garros. Además, el serbio mantuvo su puesto en lo más alto del tenis mundial.