OCDE: Mujeres en Chile trabajan hasta 12 horas más que los hombres

La información fue expuesta en el informe de la organización titulado "Igualdad de género en Chile: hacia una mejor distribución del trabajo remunerado y no remunerado".

OCDE mujeres en Chile trabajan más

Según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo EconómicoOCDE-, las mujeres en Chile trabajan a la semana hasta 12 horas más que el género masculino, considerando el oficio remunerado y no remunerado.

El escrito lleva por nombre “Igualdad de género en Chile: hacia una mejor distribución del trabajo remunerado y no remunerado”.

El análisis que se hizo y que sería la razón del fenómeno es que, el formato de que el hombre provee y la mujer se encarga del hogar sigue hasta la actualidad siendo una tendencia en el país.

Así, incluso si la mujer cuenta con un trabajo, son las que más dedican horas al cuidado del hogar y los hijos. En este sentido, el estudio expresa que el género femenino, pese contar con un oficio fuera de su casa, “seguiría realizando muchas labores comúnmente percibidas como “trabajo femenino” dadas las posturas y estereotipos existentes”.

Falta de empleos de mayor calidad

La OCDE también especificó que un 13,6% de las mujeres con trabajo a tiempo completo gana menos de dos tercios del salario mínimo. El desafío, según la organización, no tiene que ver solamente con la falta de empleos sino con la baja calidad de estos.

La pandemia, por su parte, también tuvo influencia debido a que ante la crisis, el género femenino en mayor medida no buscó otra oportunidad laboral. Así, se enfocaron en el trabajo no remunerado como por ejemplo el cuidado del hogar.

¿Cuál es la solución propuesta por la OCDE para el caso de que las mujeres trabajan más?

La propuesta es ayudar a los hogares de menores recursos, que en ocasiones son manejados solo por una mujer. Así también, se debería potenciar la flexibilidad laboral, el emprendimiento, el teletrabajo y las licencias paternales.

Además, la OCDE expuso la relevancia de acabar con las brechas educacionales de las mujeres con los hombres. Esto para que puedan acceder en mayor medida a puestos de liderazgo, los que generalmente son ocupados por el género masculino.