Pamela Jiles trata de “tontos” a los animadores de Bienvenidos

Diputada Jiles le pidió a Sergio Lagos que le hiciera "bien" la pregunta que le hizo "mal".

"Bienvenidos Canal 13"

Al intentar contactarse con Pamela Jiles en el congreso, el equipo de Bienvenidos, especialmente los comunicadores Sergio Lagos y Amaro Gómez-Pablos, fueron tratados de “tontos” y “pelotudos” por la diputada.

Como se pudo ver en el matinal de Canal 13, Pamela Jiles no se encontraba en la mejor disposición de conversar con los animadores, a los que sin siquiera corresponder al saludo de bienvenida, inmediatamente les advirtió: “Yo sé que a usted le gustan las preguntas directas”, refiriéndose a Gómez-Pablos.

A la conversación que partió de forma tan incómoda y con Pamela Jiles muy desafiante, le siguió otra ofensa cuando se le preguntó a la diputada si su objetivo con los retiros era ayudar a la gente o si buscaba destruir el sistema de AFP, a lo que contestó: “Inteligente su pregunta, quizás usted debería estar conduciendo el programa”.

Con un diálogo que avanzaba lleno de falta de respeto a los periodistas del matinal, Sergio Lagos decidió confrontar a Jiles, luego de que la diputada lo tratara de “livianito” y juzgara su pregunta como “tonta”, además de dejarles claro que ella respondía las preguntas que se le daba “la real gana” e insinuar que quizás Tonka podría preguntar algo.

Sobre el conflicto de interés de Pablo Maltés, que dio pie para analizar su rol en el Congreso, aseguró Jiles: “Yo no soy de derecha ni de izquierda, no soy hombre ni mujer. Yo soy la abuela de mi pueblo. Actúo para mi pueblo. El único patrón es mi pueblo. Ellos me dan las órdenes y yo como un robot vengo aquí donde está la clase política miserable, para confrontarla”.

No siendo suficiente para la ex opinóloga de farándula, volvió a atacar a Sergio Lagos, esta vez pidiéndole que “le hiciera bien la pregunta que le hizo mal”, insistiendo en que el comunicador no sabía formular las preguntas porque no entendía de lo que estaba hablando. A lo que Lagos respondió: “Yapo, Pamela. ¡Increíble!”.

El polémico contacto terminó con Amaro Gómez-Pablos agradeciendo y despidiendo a Pamela Jiles, acompañado de un: “Evidentemente, nosotros tratamos con respeto a nuestros entrevistados, aún cuando no es reciproco”, comentario que sacó de control a la diputada que inmediatamente replicó: “Usted se va a quedar con la última palabra con esa falta de caballerosidad. Ustedes se dedican a humillar a quien se les ocurre… yo los he tratado con el respeto que merecen. El respeto se gana”.