fbpx

Pedofilia vs. Amor por los niños

En 2020 se difundieron varias noticias sobre movimientos que defendían la atracción sexual hacia niños como una opción legítima de “amor”.

Muchos pensamos que eran “fake news”. Pero cuando ya no solo fue en las redes sociales, sino también en la prensa donde aparecieron informaciones sobre el movimiento Minor Attracted Person (MAP) -persona atraída por niños- la incredulidad dio paso al espanto.

La idea de legitimar la pedofilia causa asco en la sociedad contemporánea en general, pero sobre todo entre quienes somos padres, y más aún entre los que no somos padres biológicos.

Quienes adoptamos hijos entendemos perfectamente el amor que puede inspirar un niño, el amor que se puede generar en un niño, y la responsabilidad que ese amor representa. Y entendemos también la necesidad instintiva de expresar ese amor a través de abrazos, besos y caricias; pero jamás incluyendo nada parecido a una aproximación erótica-sexual.

Aunque fue en el último tiempo cuando más han trascendido a nivel global las intenciones de grupos como la Asociación Norteamericana por el Amor entre Hombres y Niños Nambla (North American Man/Boy Love Association), la historia de este tipo de iniciativas se remonta al menos a los años 80, con agrupaciones como MARTIJN en Países Bajos.

Este tipo de movimientos se dedican a recolectar y difundir todo tipo de testimonios, antecedentes históricos, manifestaciones artísticas y referentes en general que sustenten sus intenciones. Todo con un argumento de fondo: si el niño o la niña lo consiente, es válido que tenga relaciones sexuales con adultos.

Una “lógica” de mierda, según la cual los niños podrían alimentarse solo con chocolates o no limpiarse nunca el poto, si así lo consienten.

Al final, la reflexión no es tan compleja, si se tiene un mínimo de desarrollo intelectual y/o espiritual. Porque no hace falta mucha madurez para comprender que la atracción sexual poco y nada tiene que ver con el amor verdadero entre adultos. Menos aún entre un adulto y un niño.

Este año 2021 tiene que estar marcado por un respeto mayor por los niños, en todo ámbito. El adultocentrismo está de fondo en cada negligencia y aprovechamiento del que son víctimas las personas de menos edad.

No menores. Personas.

Mario Cuche


También te puede interesar:

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS