Práctica Laboral: Cómo gestionar los nuevos talentos en las empresas

La habilidad de aprender de la experiencia y luego aplicar estas lecciones se ha convertido en un factor para predecir el éxito de los profesionales.

457
Young Business Trainee
Waist up portrait of smiling businesswoman talking to boss standing in office

La habilidad de aprender de la experiencia y luego aplicar estas lecciones se ha convertido en un factor para predecir el éxito de los profesionales. Sin embargo, muchas veces su retención requiere medidas distintas a las aplicadas a generaciones anteriores. Por ejemplo, el 63% de los ejecutivos cree que horarios de trabajo flexibles son una herramienta para aumentar la productividad de los nuevos colaboradores.

Con la llegada de enero, son muchos los estudiantes que inician su práctica profesional, donde tienen la oportunidad de aplicar los conocimientos aprendidos en la universidad, pero también de desarrollar habilidades blandas y demostrar si cumplen o no con los requisitos demandados por las empresas.

En esta época, las organizaciones suman a diferentes jóvenes para que puedan desempeñarse en el ámbito profesional. Resulta muy importante que estas sepan identificar a aquellos que destaquen en el trabajo, ya que algunos de ellos serán un potencial talento para, eventualmente, incorporarlos en forma permanente a la compañía una vez finalizado este período.

En esta línea, para Karina Pérez, directora de la empresa de reclutamiento Robert Half, es relevante que las empresas realicen capacitaciones a los pasantes, además de estar evaluándolos constantemente.

“Para gestionar correctamente nuevos talentos, lo primero es tener claro qué actividad es la que se quiere que realicen y a qué área entrarán, por lo que es muy importante capacitar al practicante en todas las tareas y en el uso interno de los procesos, buscando que tenga un entrenamiento adecuado”, afirmó la ejecutiva.

Para Karina Pérez, las organizaciones deben comenzar con una selección adecuada con el fin de contar con las personas indicadas, y que demuestren interés en desarrollar las tareas propuestas, por lo que hay que incorporar pasantes que posean conocimiento del trabajo que llevarán a cabo o una base importante para hacerlo.

“Por otro lado, también es importante informar a los practicantes lo que se espera de ellos desde el principio, precisando cuáles son las expectativas que tiene la organización. Un buen recibimiento es fundamental para su permanencia”, señaló Pérez.  Un ejemplo de esto es que el estudio Time To Hire de Robert Half arrojó que el 33% de los gerentes perdió a un empleado en el primer mes debido a una mala recepción.

Asimismo, las empresas deben tener voluntad de apoyar, donde todos los colaboradores estén abiertos a responder dudas que puedan tener los pasantes, además de ayudarlos con todas las complicaciones que puedan enfrentar en el tiempo en que estén trabajando.

Hay que tomar en cuenta, además, que las nuevas generaciones tienen exigencias diferentes a las anteriores. Según una encuesta de Robert Half, el 63% de los ejecutivos cree que brindar horario de trabajo más flexible es una práctica que ayudará a fomentar la productividad, la felicidad y, por lo tanto, la retención.

A continuación, cinco puntos claves para una estrategia adecuada para la gestión de talento:

  1. Descubrir el talento. El talento no siempre es fácil de descubrir, por lo que es necesario contar o formar adecuadamente a los mandos intermedios en desarrollo competencial y gestión de habilidades.
  2. Utilizar el talento adecuadamente. Una vez detectado el talento, llega la parte fundamental del proceso: ubicar a cada trabajador en el nivel jerárquico o competencial más adecuado para que ese potencial no quede oculto con tareas, funciones y responsabilidades que no respondan con el perfil.
  3. Motivar y retener el talento. Es fundamental retener los mejores talentos dentro de la empresa y esto solo se puede conseguir con una completa motivación, que satisfaga tanto las necesidades económicas como de reconocimiento, bienestar y desarrollo personal y profesional.
  4. Adaptar la organización al talento de sus miembros. El sistema económico y empresarial se caracteriza en la actualidad por la globalización, la interrelación de factores y los cambios vertiginosos. Las empresas deben ser capaces de adaptarse a este tipo de contexto, lo que en ocasiones puede significar acomodar también la forma de funcionar de la propia organización al talento de sus colaboradores.

Las prácticas profesionales son la primera experiencia de los futuros líderes y son su entrada al mundo laboral. Asimismo, constituyen una fuente de inspiración para muchos jóvenes y representan una oportunidad para enfrentar desafíos, trabajar en equipo y demostrar aptitudes.