Preocupación en la banca por proyecto que prohíbe reporte de deudas de clientes

El proyecto aún está en primer trámite constitucional.

Desde octubre del 2020 que se encuentra en el Congreso el proyecto que busca prohibir que se reporte las deudas económicas, financieras, bancarias o comerciales de clientes, mientras dure el estado de excepción por la pandemia.

En esta línea, se prohíbe informar al boletín comercial las deudas que tenga el cliente previo a la llegada de la crisis sanitaria. Además, de las contraídas durante el tiempo desde el decreto del estado de excepción constitucional de catástrofe por calamidad pública.

También, la moción señala que esta medida regirá mientras el Gobierno siga prorrogando el estado de excepción. El cual, cabe destacar, ya fue aplazado su termino hasta finales de septiembre.

La iniciativa -en octubre de 2020- fue aprobada en general por la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados por 139 votos a favor, de un total de 155 legisladores en ejercicio.

Sin embargo, el proyecto impulsado por siete diputados, aún sigue en primer trámite constitucional en la comisión de Economía de la Cámara Baja.

Preocupación en la banca por no reporte de deudas de clientes

Por su parte, la Asociación de Bancos (Abif) argumentó ante la Comisión de Economía los efectos negativos que podría traer esta propuesta al sistema financiero.

El presidente del gremio, José Manuel Mena, explicó que en caso de no existir esta información, se produce “un menor incentivo para cumplir obligaciones. Ya que, no pueden formar capital reputacional para acceder a mejores condiciones de crédito en el futuro“.

Además, en la conversación con el Diario Financiero, agregó que “la evidencia específica a los borrones en Chile ratifica los efectos negativos de limitar la información“.

Según la información entregada por Abif, en 2012 se eliminaron datos de deudores morosos con obligaciones menores a $2,5 millones. Lo cual, trajo un “impacto negativo en el acceso de crédito y en las tasas de incumplimiento de sus beneficiarios.

Finalmente, la asociación bancaria sostuvo que en esta ocasión, “un pequeño número de deudores se benefició de una disminución en las tasas de interés. Mientras que un muncho mayor número vio un incremento en las tasas de interés“.