“Promising Young Woman”: celebrado filme que profundiza en lo más reprobable de la masculinidad tóxica

La película de la actriz, directora y escritora británica Emerald Fennell ha sido definida por la crítica especializada como una interesante y audaz apuesta cinematográfica y posee cinco nominaciones a los premios Óscar de este año, entre las que destacan Mejor Dirección y Mejor Película.

87

La publicación de la lista oficial de nominados a los premios Óscar 2021 trajo consigo varias sorpresas. Una de ellas se centra en la actriz, directora y escritora británica Emerald Fennell, quien hizo historia al pasar a ser una de las dos mujeres candidatas al galardón por Mejor Dirección.

Conocida mundialmente por su interpretación de Camila Parker Bowles en “The Crown”, Fennell va por la carrera de la estatuilla por su primer filme, “Promising Young Woman”, una historia algo torcida de revancha y masculinidad tóxica.

En palabras de la revista CQ, se trata de “una película dura y cruda (aunque pintada de neón y color rosa)”, acerca de “la peor pesadilla de una mujer”.

The Hollywood Reporter señala que podría “calificarse de polémica, pero dramáticamente es tan clara y audaz que sus emociones narrativas llevan la batuta”. En tanto, Rolling Stone asegura que es una cinta “robusta y elegante, llena de ideas y divertida de ver, por extraño que parezca decirlo”.

La trama sigue a Cassie, interpretada con maestría por Carey Mulling, una chica inteligente y astuta que juega una doble vida. Durante el día aparenta ser una persona normal, pero en la noche se dedica a darle una lección a los hombres que pretenden abusar de mujeres borrachas o que atraviesan momentos de vulnerabilidad.

La particular cruzada de Cassie nace de un trauma que hace un tiempo incluso la llevó a abandonar la escuela de medicina y que persiste atormentando cada día de su vida.

El filme expone con una propuesta audaz y de forma cruda el acoso y la violencia sexual, claro que con dosis de humor negro y retorcidas enseñanzas. La cineasta, cabe destacar, no desarrolla la historia sobre el típico escenario de víctima y victimario, sino que profundiza y complejiza poniendo sobre el tapete los riesgos del silencio y la actitud de alentar estas conductas masculinas.

Fennell no sólo desenmascara a los hombres capaces de aprovecharse de chicas, también evidencia a los “amiguitos” que los apoyan y palmotean la espalda y a aquellos que no hacen nada pese a que saben lo que sucederá.

“Creo, honestamente, que gran parte de esta película- para mí- fue sobre lo que sucede cuando personas buenas, personas que tú crees que son buenas, descubren que no lo son. ¿Cómo nos comportamos? ¿Cómo se comporta la gente?”, explicó la directora en una entrevista con Collider.

“Porque esto (el abuso sexual en contexto de fiesta y alcohol) es algo culturalmente muy normalizado, este tipo de comportamiento que vi mientras yo crecía (…) Esto era algo completamente endémico y foco de bromas, y algo que simplemente esperaban que uno se tragara y estuviera bien con ello. Como si fuera parte de crecer”, agregó.

Además de Mejor Dirección, el filme está nominado a Mejor Película, Actriz, Guión Original y Edición.


También te puede interesar: