Domingo, Enero 17, 2021

Radiografía a la Pobreza en Chile: La mayoría ve el maltrato como parte de la vida diaria

El estudio arrojó que un porcentaje alto de la población destina más del 50% de sus ingresos a pagar deudas contraídas en la cancelación de servicios básicos y alimentación, entre otros

El estudio realizado por la Universidad Católica Silva Henríquez y aplicado a población en situación de pobreza post estallido social de las comunas más vulnerables de la Región Metropolitana arrojó que un porcentaje alto de la población destina más del 50% de sus ingresos a pagar deudas contraídas en la cancelación de servicios básicos y alimentación, entre otros.

La presente encuesta fue realizada entre el 23 de noviembre de 2019 y el 23 de enero de 2020 a 400 personas (95% chilenos y 5% extranjeros) en modalidad cara a cara en sus respectivos hogares, con el objetivo de medir la percepción de personas en situación de pobreza, residentes en comunas urbanas de la Región Metropolitana de Santiago, respecto de un conjunto de dimensiones que van desde la autoidentificación y evolución de la pobreza; Ingresos, gastos y endeudamiento; pensiones; vivienda; participación e interacciones sociales, entre otras. El diseño muestral de la encuesta asegura una representatividad con un error del 4,9% al 95% de confianza.

Las comunas donde se aplicó fueron: El Bosque; La Pintana; Recoleta; Cerro Navia; Pedro Aguirre Cerda; Conchalí; Independencia; Lo Espejo; San Ramón; San Bernardo; Renca; Cerrillos; Puente Alto; Quilicura; Pudahuel y  La Granja.

Los grupos objetivos corresponden a quienes perciben un ingreso per cápita inferior a $165.399, residentes de comunas urbanas de la RM de Santiago con porcentaje de pobreza monetaria superior al promedio (7,1%, CASEN, 2015), Metodología SAE. El 58% de las encuestadas son mujeres y se recoge la percepción de los distintos grupos de edad: 15 a 29 años (30%), 30 a 59 años (47%) y 60 años (22)%.

Pobreza en Chile
Foto Hogar de Cristo

 

La encuesta estuvo a cargo del director de la Escuela de Investigación y Posgrado de la Facultad de Ciencias Sociales Jurídicas y Económicas de la Universidad Católica Silva Henríquez, Juan Fernández Labbé, y un equipo técnico compuesto por Marcel Álvarez Lerzundi, José Acuña, Verónica Vergara, Fernando Goler y un grupo de 29 encuestadores.

CONCLUSIONES DESTACADAS

Precariedad y alto endeudamiento destinado a alimentos y pago de servicios básicos

Más de la mitad trabaja remuneradamente (y en el caso de adolescentes y adultos mayores, un cuarto de ellos lo hace). Un tercio tiene contrato indefinido, 23% por cuenta propia y 19% informal. En más de la mitad de los casos,  el principal ingreso del hogar proviene de un sueldo con contrato indefinido y en el 18% proviene de pensiones/jubilaciones. Pero en todos los casos no les alcanza para salir de la pobreza.

En uno de los ítems la encuesta muestra que el 43% destina más de la mitad de de sus ingresos al pago de deudas de distinto tipo; de ellos, el 13% destina el 75% o más de sus ingresos a este tipo de pago.

En un segundo análisis, los resultados muestran que el 27% de la deuda contraída (en distintas modalidades, desde tarjetas de créditos comerciales o bancarias) está destinado a la compra de alimentos y bebidas no alcohólicas. Mientras que otro importante porcentaje es destinado para el pago de servicios básicos (electricidad, telefonía, etc.). El círculo vicioso muestra la toma de deuda para poder subsistir.

Ante la discusión hoy de la respuesta estatal ante la situación económica en pandemia (retiro 10%, bonos IFE, etc.), los datos indican que se requiere de una respuesta más integral y permanente. La vulnerabilidad ya estaba presente en personas con empleo formal incluso, lo que se ha agudizado por efectos de la pandemia.

Maltrato como parte de la vida diaria

Hay una experiencia ligada al maltrato en las personas encuestadas, relativa a situaciones desgastantes como factor común de su vida diaria. El único lugar donde tiene un porcentaje predominante de experiencia “muy satisfactoria” para los encuestados es en el hogar o dentro del ámbito familiar. Los espacios cotidianos más alejados de experiencias positivas son los relacionados al transporte o movilización, el realizar algún trámite en dependencia pública o pasear por calles o espacios públicos en la noche.

Consciencia de la responsabilidad del Estado frente a la pobreza

Gran parte de los encuestados afirmó que uno de los principales motores para salir de su situación es la de encontrar un trabajo y que éste le entregue un ingreso mayor. En paralelo, se refleja un sentir de que el Estado no está respondiendo a la responsabilidad que tiene con las personas de estas comunas. El encuestado promedio ve al Estado, a la figura del presidente en particular, como la plataforma que debe entregar los soportes mínimos para mejorar su calidad de vida sin solicitar en esto la entrega de subsidios o bonos, sino accesos más equitativos a oportunidades.

Pobreza en Chile
Foto AIS Group

 

Para la mayoría de los encuestados el principal responsable de superar la pobreza es el Presidente de la República y en tercer y cuarto lugar los senadores y diputados y el alcalde, lo que coexiste con una responsabilidad personal y colectiva (segundo lugar, de cada persona y quinto lugar de la sociedad chilena en su conjunto). Dicha responsabilidad estatal es muy mal evaluada y se valora más lo hecho por las personas (lógica de rascarse con las propias uñas). La mejor evaluación sobre capacidad de solución de los problemas de pobreza está en cada familia, cada persona, en la sociedad chilena en su conjunto y en las organizaciones sociales. La peor evaluación la tiene el presidente, el congreso y los partidos políticos.

Consciencia de género y medioambiental

Se observa una consciencia muy alta de la desigualdad de género, especialmente en cuanto a situaciones de violencia o discriminación hacia las mujeres. El 95% está muy de acuerdo o de acuerdo con que el Estado no toma las medidas necesarias para evitar la muerte de mujeres por su condición de género (femicidios); el 93% que la mayoría de las mujeres es acosada sexualmente alguna vez en su vida, el 92% que la violencia hacia las mujeres en las relaciones de pareja es un problema grave, y el 84% que la mujer es discriminada en el trabajo.

También se perciben consecuencias y responsabilidades en torno al cambio climático: la escasez de agua se reconoce como un efecto relevante. Sobre los responsables, se señala en primer lugar a las empresas y luego a cada persona. Es decir, junto con reconocer el rol protagónico de las empresas, esto se combina una consciencia sobre la responsabilidad personal día a día.

Redes e interacciones sociales

El “mundo social” en el que se mueven tiene características definidas. Los más cercanos (“es amigo, vecino o conocido”) son obreros, comerciantes ambulantes, pequeños emprendedores, profesores, técnicos, vendedores, secretarias y militares. Los más lejanos (“no conozco a ninguno”) son: ministro o subsecretario, senador o diputado, intendente, periodista, alcalde o concejal, dirigente social.

El mejor trato (cercano y amable + cordial) se ha dado con profesores, pequeños emprendedores, técnicos, obreros, secretarias y dirigentes sociales. El peor trato (falta de respeto + abusivo o maltratador) se ha dado con intendente o CORE, senador o diputado, policía y militar.

Migración

La percepción de los grupos en situación de pobreza, residentes de estas comunas, es que en su entorno existe un alto número de migrantes, tanto en su barrio (cerca de 1/3) como en la ciudad de Santiago.

Un porcentaje relevante cree que los migrantes sufren discriminación. En cuanto a los ámbitos en que piensa que con frecuencia los extranjeros son discriminados, en primer lugar se menciona 1) en el trabajo (30% dice que siempre) y en el trato recibido por carabineros o la PDI (30% dice que siempre), y 2) en lugares públicos, calles, plazas o parques (25%). Como contrapunto, el 27% cree que los migrantes nunca son discriminados en el consultorio o centro de salud; el 23% que nunca en los medios de comunicación y 19% que no lo son en los servicios públicos.

Pobreza en Chile
Fotografía CIPER

Menos apatía, más participación

El 41% de los encuestados participa en alguna organización social o colectivo, destacando las juntas de vecinos, los clubes deportivos y las iglesias.

En el marco del estallido social iniciado en octubre de 2019, el 67% de los encuestados afirma haber participado, ya sea a través de cacerolazos, manifestaciones o posteos en redes sociales. Se refleja una actitud más empoderada frente al rol de cada uno en la sociedad actual, y también frente al reclamo de experiencias que consideran injustas: el 21% de los encuestados dijo haber denunciado algún caso de maltrato o procedimiento que no correspondía en el sistema de salud. Sin embargo, estos reclamos no tuvieron una respuesta efectiva, en el mayor de los casos.

Cambios en la Constitución

La mayor parte de los encuestados coincidieron en la necesidad de un cambio en la constitución y que la reforma debería hacerse a partir de una convención constituyente, resultado que se confirmaría el pasado 25 de octubre. Entre los puntos más importantes de cambio dentro de la Carta Magna señalaron el aumento del salario mínimo y la mejora del sistema de pensiones.

El Futuro

Con respecto a la proyección a futuro, después de haber hecho el recorrido completo, el 48% de los encuestados piensa que va a estar mejor. Este dato es importante teniendo en cuenta que la encuesta se realizó a poco de ocurrir el estallido social. Dado el contexto de lo que estaba ocurriendo, post estallido social la gente proyectaba su futuro más positivamente.


También te puede interesar

 

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS