fbpx

El juego online en Chile: ¿cómo funciona la nueva regulación?

Chileno avanza hacia una industria de juego online más segura y regulada, beneficiando tanto a jugadores como a operadores.
Tomás Reyes Figueroa
7 Min de Lectura
El juego online en Chile
El juego online en Chile: ¿cómo funciona la nueva regulación?

Los casinos online en Chile despiertan cada vez más interés. El juego en línea es una actividad que está presente en el país desde hace décadas, pero no ha sido hasta unos años atrás cuando ha comenzado una verdadera carrera por regularlo.

Lo cierto es que conocer las reglas del juego, nunca mejor dicho, es la mejor actuación para que todos disfruten de una actividad regulada. Así, el Estado podrá obtener rédito económico de este sector y los jugadores podrán protegerse frente a las posibles malas prácticas de los operadores. Estos últimos, por su parte, también ganarán reputación positiva, pues se atienen a la legalidad.

¿Cómo funciona el juego online o iGaming en Chile?

Fue a finales de 2023 cuando la Sala de Cámaras dio el último paso para regular los casinos en línea de Chile. La idea es avanzar hacia una industria más segura y transparente. En diciembre del pasado año se discutieron temas como la carga fiscal que asumirán los operadores, las políticas de ganancias y las declaraciones excepcionales de impuestos.

Heidi Berner, subsecretaria de Hacienda, apuntó a los principales objetivos de la ley. La regulación busca principalmente abordar los problemas del juego ilegal y no autorizado en el país. Otro punto interesante es que es una oportunidad para que los mejores casinos online se integren en esta tónica de compromiso con la legalidad y apliquen medidas para perseguir el juego ilegal.

Te puede Interesar:  6 artículos de Hot Wheels ideales para regalar a tus hijos

El Gobierno, a través de la Superintendencia de Casinos de Juego, quiere que los operadores obtengan licencias para operar legalmente y cumplan con las normas de transparencia y seguridad. Todo esto va de la mano del pago de impuestos sobre las ganancias también por parte de los jugadores.

La SJC (Superintendencia de Casinos de Juego) es la entidad supervisora que regula actualmente los casinos físicos y se espera que sea también la que ejerza un rol similar para el juego online, aunque con apoyo de otras entidades adaptadas al escenario digital.

Una regulación muy esperada desde hace años

Los avances en materia legal para el juego online llegan tras años de espera. Previo a la aprobación de estas medidas, el juego en Chile ya acumula mucha historia. Fue en 2005 cuando se legalizaron los casinos físicos a través de la Ley de Casinos. Ahí se ponía en marcha una regulación para estos establecimientos.

Pero a medida que internet se fue democratizando, el juego en línea también fue ganando popularidad. Surgió así la necesidad de adaptar esa legislación de los casinos físicos a los casinos online de Chile. Sin embargo, estos intentos no fueron fructuosos y durante mucho tiempo ha existido un vacío legal en el que los operadores internacionales actuaban sin estar sujetos a la regulación chilena.

Finalmente, en 2021 y 2022 se dieron pasos a través de propuestas legislativas para afrontar esta situación. Y ya en 2023 ha sido cuando más se ha acelerado la entrada en marcha de estas medidas que están diseñadas tanto para los operadores internacionales como para los nacionales.

Te puede Interesar:  6 artículos de Hot Wheels ideales para regalar a tus hijos

La carga fiscal del juego online

La ley que se está poniendo en marcha dirige su foco hacia los impuestos, es decir, la carga fiscal. Se han planteado por el momento tres categorías distintas: gravámenes, impuestos generales e impuestos específicos. La idea es asimilar esta normativa al régimen impositivo que mantiene la Ley de Casinos (los establecimientos físicos).

Los gravámenes obligan a los casinos a pagar 1.000 UTM anuales por funcionamiento si operan con licencia general. Para las apuestas deportivas, su gravamen será de un impuesto del 2% a entregar al Comité Paraolímpico y el Comité Olímpico.

Otra categoría son los impuestos generales, donde se incluyen el impuesto a la renta y el IVA, ambos para los operadores. A estos hay que sumar un pago extra provisional (pero obligatorio) asociado a las actividades de juego.

Por último, en los impuestos específicos se cuela un pago del 20% sobre los ingresos brutos. Aunque a esto hay que complementar la posibilidad de que los casinos obtengan descuentos siempre que promuevan el juego responsable.

Velando por el interés del jugador

Un último apunte interesante de esta nueva normativa sobre el juego online en Chile es el conjunto de medidas que se pondrán en vigor para proteger a los jugadores. Una de estas actuaciones es el juego responsable. La ley va a obligar a los operadores a incentivar esta práctica con acciones como los límites de depósitos o la prevención de la ludopatía. También se aplicarán herramientas de autoexclusión.

Junto a esto, y es algo que afecta también a otros espacios del universo online, la normativa debe ser muy exquisita en el tratamiento de datos confidenciales de los usuarios, para garantizar la privacidad de los jugadores y que no hay terceras empresas que comercializan con esa información.

Te puede Interesar:  6 artículos de Hot Wheels ideales para regalar a tus hijos

En resumen, el juego online en Chile por fin se encamina hacia un escenario de legalidad donde todos los actores pueden disfrutar de una actividad que tiene sus riesgos, pero que está presente en el día a día. No hay que prohibir, sino regular. Y a partir de ahí, poder sacar réditos económicos de una industria que está al alza.

Síguenos en Instagram @duplos.cl y únete a nuestro Canal de WhatsApp  y Google Noticias para estar al día de nuestras noticias.
Compartir esta Noticia