Reducción jornada laboral en Chile: Dependerá mucho de la productividad y la forma de trabajo de cada sector

La Gerente de División Ingeniería y Tecnología de Robert Half Chile, Inés Rodríguez, analizó los requisitos más importantes para que empresas y trabajadores puedan asumir el desafío de trabajar menos sin sacrificar la eficiencia.

Reducción jornada laboral en Chile

Alta productividad, tecnología que facilite los procesos y rapidez en la atención a sus clientes son algunos de los requisitos más importantes que una empresa debe tener en cuenta a la hora de analizar una reducción de su jornada laboral.

Ante el debate sobre la capacidad de las empresas chilenas para asumir con eficiencia una reducción de la jornada laboral, pasando a trabajar apenas cuatro días a la semana, por ejemplo, la Gerente de División Ingeniería y Tecnología de Robert Half Chile, Inés Rodríguez, aseguró que;

“Dependerá mucho de la productividad y la forma de trabajo de cada sector”. A juicio de la ejecutiva, “hay empresas productivas donde sería muy complicado por los procesos y uso de la capacidad instalada que tienen. Sin embargo, en el sector de servicios, principalmente las empresas dedicadas a las asesorías, podría ser algo más fácil”.

En una encuesta realizada por Robert Half en diversos países, una jornada laboral reducida de cuatro días resultó ser la medida más popular no solo en Chile, sino que en países de Europa y Asia Pacífico. Mientras en nuestro país la idea fue votada por un 55% como la primera opción para aliviar el agotamiento del equipo de trabajo, en países como Alemania alcanzó un 58%, seguida por Bélgica (57%), Reino Unido (55%) y Francia (51%). En la zona de Asia Pacífico ese porcentaje alcanzó un 55%. 

Trabajar apenas cuatro días a la semana superó en todos esos países a la opción de tener una jornada flexible. En Chile apenas el 36% se inclinó por esa alternativa, en Francia y Reino Unido alcanzó el 40%, seguidos por Alemania (37%) y Bélgica (33%). En la región asiática, un 39% optó por esa alternativa. En el contexto sudamericano, Brasil mostró una amplia predilección por una jornada flexible (65%), mientras que solo un 28% dijo preferir una semana laboral de cuatro días.

Según Rodríguez, para realizar una reducción de jornada exitosa, los trabajadores deben estar muy orientados a cumplir con los objetivos y tener una muy buena planificación. Para la Gerente de División Ingeniería y Tecnología de Robert Half Chile, una medida de este tipo terminaría por aumentar la productividad de las empresas que decidan adoptarla porque “las personas se centrarían mucho en lograr los resultados y se planificarían mejor”. Sin embargo, la ejecutiva agregó que “es algo que exigiría un monitoreo continuo, sobre todo al inicio, para que se pueda revertir rápidamente si no se están cumpliendo los objetivos.