Reina Isabel “entristecida” por acusaciones de racismo de Megan

Luego de la polémica entrevista de los duques de Sussex con Oprah Winfrey, La reina Isabel II evalúa una posible respuesta que podría contener escándalos financieros de la pareja, además de detalles sobre su lujoso estilo de vida.

79

El pasado domingo, el príncipe Harry junto a su esposa, Meghan Markle, lanzaron una bomba mediática en forma de venganza contra la corona de Inglaterra durante una entrevista en el programa de Oprah Winfrey.

Meghan Markle comentó sin tapujos los sufrimientos que le infligieron los miembros de la dinastía.

¿Qué dijo Meghan y Harry?

Dentro de las revelaciones más impactantes, comentó las inquietudes que algún momento tuvo la familia real sobre el color de piel de su hijo Archie, además, afirmó que se negaron a darle protección armada y una constante discriminación de la corona que terminó en ideas suicidas y depresión.

Meghan no dió nombres de quiénes habían cometido malos tratos hacia su persona. La ex actriz estadounidense también se refirió a que nunca había estudiado la historia de los Windsor y que ignoraba protocolos como ejecutar la reverencia ante la reina.

Harry por su parte, contó que su padre, el príncipe Carlos lo habría dejado sin dinero en el primer trimestre 2020, justamente el momento en que la pareja pretendía renunciar a sus obligaciones oficiales.

Estas declaraciones fueron emitidas el pasado domingo en la noche en Estados Unidos y  lunes en el Reino Unido, además de otros 70 países.

La respuesta de la corona

Confinada en el palacio de Windsor, la reina Isabel II analizó la entrevista del duque y la duquesa de Sussex con Oprah en compañía de Edward Young, su secretario privado.

Las hipótesis elaboradas por fuentes cercanas a la familia real, apuntan a que la venganza podría consistir en la divulgación de escándalos financieros de los Sussex.

Sobre todo por la renovación de su casa de Frogmore Cottage en Windsor, su tren de vida y otras acusaciones de acoso por parte de la duquesa contra varias de sus colaboradoras en Kensington Palace.

La reina podría retirarles sus títulos de duque y duquesa real si lo estima conveniente.


También te puede interesar: