Sendero Luminoso asesinó a 18 personas, a dos semanas de las elecciones en Perú

Ocurrió en la zona selvática de San Miguel del Ene. Entre las víctimas hay hombres, mujeres y niños.

El bar donde ocurrió la masacre. (El Comercio - Perú)

La agrupación terrorista peruana Sendero Luminoso asesinó este domingo a 18 personas en San Miguel del Ene, localidad ubicada en la zona selvática de Vizcatán del Ene. Fuentes oficiales informaron que entre las víctimas hay hombres, mujeres y niños.

Un grupo de milicianos irrumpió en dos bares este domingo por la noche, en la zona de Cuchipampa. Los guerrilleros amenazaron a quienes pretendían votar a la candidata presidencial Keiko Fujimori en las elecciones del próximo 6 de junio.

-Además: Los 8 lugares de América que podrían quedar sepultados bajo el mar en menos de un siglo

Cerca de las 22:00 hrs., los integrantes de la agrupación maoísta asesinaron con armas de fuego a diez hombres, seis mujeres y dos niños. El periódico “Perú 21” informó que los cadáveres de los menores de edad fueron incinerados.

Comunicado

Los senderistas dejaron un comunicado en la escena, en el que llaman a “limpiar al Vraem (el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro) y al Perú de antros de mal vivir, de parásitos y corruptos“.

¡Quien vote por Keiko Fujimori es traidor, es asesino del VRAEM, es asesino del Perú! ¡Pueblo peruano: nuca más fujimoriato. Nunca más Fujimori. Nunca más Keiko Fujimori!”, expresaron.

El comunicado de la agrupación terrorista.

César Cervantes, comandante general de la Policía Nacional de Perú, confirmó el número de víctimas y atribuyó la masacre al Partido Comunista del Perú, también conocido como Sendero Luminoso.

-Te puede interesar: Erupción volcánica en el Congo: Arrasó con sectores residenciales y miles de personas huyen hacia Ruanda

Un hecho con características similares ocurrió en la víspera de la primera vuelta en las elecciones presidenciales peruanas de 2016. En aquel entonces, la agrupación terrorista asesinó a diez soldados y dos civiles que viajaban para custodiar las urnas electorales en Hatunccasa, Santo Domingo de Acobamba, centro del país.