¿Cómo ser un buen estudiante? ¡Aprende a ser más productivo!

Si tu meta es ser un buen estudiante, hay técnicas eficaces para lograrlo. Por tanto, es fundamental que sepas cuáles son los mejores métodos.

Si quieres ser un buen estudiante, nunca sacrifiques tus horas de sueño
Si quieres ser un buen estudiante, nunca sacrifiques tus horas de sueño

Si deseas ser un buen estudiante y mejorar tu desarrollo escolar, debes esforzarte un poco. Al obtener excelentes calificaciones podrás ver los resultados de tu trabajo y eso te animará a continuar con empeño.

Algunos de los métodos principales son: ser constantes, prestar atención y tomar apuntes. En este artículo veremos qué sugerencias son útiles para alcanzar buenas notas, tanto si estudias presencialmente u online.

¿Qué se necesita para ser un buen estudiante?

Prestar atención en las clases es lo primero que se necesita para ser un buen estudiante. ¿Por qué lo decimos? Sencillamente porque esto te ayudará a retener la información y no tendrás que repasar muchas veces lo aprendido.

Como consecuencia, descansarás mejor, dormirás más, tu memoria se mantendrá fresca y no perderás tiempo. Ahora veamos otros consejos que son clave para que tu rendimiento sea sobresaliente.

Dormir bien

Nunca pases de largo ni dejes una noche entera sin dormir. Muchos estudiantes suelen amanecer repasando el día de la prueba final. Sin embargo, esta es una mala práctica que impide el buen desempeño.

Lo mejor es que el cuerpo y la mente descansen para que las ideas estén frescas en la memoria. Incluso, el sueño te permitirá recuperar las energías que necesitas para enfrentar el examen que tanto esfuerzo requiere de ti.

Mantener el orden

La organización es fundamental para que los estudiantes mejoren sus notas. Te aconsejamos crear un calendario donde anotes las fechas y actividades más importantes.

En él puedes añadir las tareas, exámenes finales, pruebas, horarios de estudio u otro evento. No olvides marcar el orden de importancia, establecer metas fijas y tener propósitos realistas. Incluso, compartir las responsabilidades te ayudará a cumplir con los objetivos que te propongas.

Tomar apuntes

Hacer anotaciones de los puntos principales que aprendas, es una manera eficaz de mejorar en los estudios. Claro está, olvídate de los apuntes digitales, si los haces con lápiz y papel la retención será mayor. Además, de esta forma se procesa la información para recordar los temas, ejemplos y detalles.

Mejora tu capacidad de retención tomando buenos apuntes
Mejora tu capacidad de retención tomando buenos apuntes

Hacer repasos

Otra clave para mejorar el rendimiento es repasar todo lo que vayas aprendiendo. No te quedes únicamente con lo que lees la primera vez, pues así es probable que olvides la materia. Por el contrario, si vuelves a estudiarlo, reforzarás enormemente tus redes neuronales.

Una técnica que da buenos resultados es hacer un resumen cuando termines de analizar. Luego, examina tus notas por partes y nunca a última hora.

Hacer pausas en el estudio

Cada 50 o 60 minutos es bueno descansar, normalmente durante 5 minutos en la primera tanda. En este tiempo puedes estirar los músculos, hidratarte y comer algo. Por otra parte, si la materia es complicada, el periodo de pausa puede ser de 15 o 20 minutos.