Tasa de desempleo baja a 6,9% y asalariado crece 1,6%, su mayor nivel desde 2015

102

De acuerdo al INE, en el trimestre móvil mayo-julio, el empleo por cuenta propia creció 3,5%, su nivel más bajo desde octubre-diciembre de 2015. Asimismo, de los 174.897 empleos creados, el 39% corresponde a sector público y 11,6% a privado.

En medio de un escenario de deterioro económico, donde la trayectoria del desempleo ha venido subiendo desde el cuarto trimestre del año pasado (6,1% en el trimestre móvil octubre-diciembre), pareciera ser una buena noticia -a simple vista- que la tasa de desempleo nacional haya disminuido tanto en términos anuales como trimestrales.

De acuerdo a lo indicado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la tasa de desocupación del trimestre móvil mayo-julio 2017 llegó a 6,9%, 0,2 punto porcentual (pp) menos que el mismo período del año pasado y 0,1 pp respecto al trimestre móvil anterior.

El empleo total creció 2,2% anualmente, y se crearon 174.900 nuevas plazas, lo que se traduce en un aumento de 0,2 puntos porcentuales en la variación trimestral.

A su vez, el empleo asalariado se incrementó en 1,6%, la mayor variación desde septiembre del 2015. Esto representó la creación de 90.150 nuevos empleos en doce meses.

En tanto, el empleo por cuenta propia se mantiene en niveles de 3,5% en términos anuales, con 18.430 nuevos puestos de trabajo, su nivel es el más bajo desde octubre-diciembre de 2015. En esta categoría el incremento de los trabajadores estuvo incidido por aquellos que se desempeñaron en la calle o vía pública.

Sectorialmente, el alza en doce meses de los ocupados (2,2%) fue motivada por actividades de salud (11,0%), administración pública (7,8%) y enseñanza (4,5%). Los descensos se explicaron por construcción (-3,4%), Hogares como empleadores (-4,2%) y actividades financieras y de seguros (-4,4%).

Ahora bien, del total de empleos creados en el período (174.897), el 39% corresponde a empleo público, mientras que 11,6% es empleo asalariado privado. Asimismo, el empleo por cuenta propia llegó a 34,8% del total.

Para Juan Bravo, investigador de Clapes-UC, en un principio la cifra de la tasa de desempleo es una buena noticia, pero el problema es que “no se debe a fortaleza económica, sino que todo lo contrario. Lo que vemos es que el empleo asalariado privado (el que depende del crecimiento) está realmente débil, es apenas un 12% del total del empleo”, indicó.

Cecilia Cifuentes, académica de la Universidad de Los Andes, añadió que “es insostenible que tengamos tasas de desempleo bajas producto del empleo público. Es una situación que es insostenible hacia adelante”. Con todo, afirmó que si se eliminan los empleos públicos que se crearon en los últimos 12 meses, la tasa de desempleo sería 7,7%. De todas formas, rescató el incremento del empleo asalariado privado, ya que a su juicio “muestra algún síntoma de recuperación de la actividad privada y que es consistente también con las cifras de actividad, pero todavía es bastante poco, aunque sí se ve una tendencia de que esto pudiera mejorar hacia adelante”. Una mirada más optimista mostró Benjamín Sierra de Scotiabank, al indicar que desde el punto de vista del consumo, “parece una combinación algo más sólida que la vista el año pasado, que implicaba incremento muy desproporcionado del empleo por cuenta propia”. Así, especificó que en el actual contexto de bajo crecimiento, “esta evolución del empleo probablemente anticipe, un ciclo más prolongado y débil del mercado laboral”. De igual forma la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), destacó el resultado. “La recuperación del empleo ratifica una mejoría en las expectativas de contratación en las empresas”.

  • Artículo de Constanza Ramos
  • Fuente:  Pulso