No va más: Internet Explorer prepara su adiós

El mítico navegador se creó el 16 de agosto de 1995.

Uno de los navegadores de internet más populares del mundo se aproxima a su cierre definitivo y termina una historia de 25 años de existencia. Adiós, Internet Explorer. Bienvenido, Microsoft Edge.

El popular navegador se retira definitivamente el próximo 17 de agosto de 2021, y con esto, Microsoft se deshace de la plataforma que llegó a la gloria en los años 90’s cuando se convirtió en complemento obligado de Windows, a menos en su versión 95,  y logró ser la más usada del mundo; años después, solo dejó una mala imagen y dolores de cabeza a sus dueños tras una seguidilla de errores: virus, exceso de publicidad emergente, malware, lentitud, poca seguridad y tantas más. La llegada de sus competidores directos como: Chrome, FireFox y Opera, con más velocidad, más seguridad y variables atributos, que terminaron de sepultar al más histórico.

¿Qué hará Microsoft?

Según, Sean Lyndersay, jefe del programa Microsoft Edge (lanzado en el año 20015), “Edge” será el navegador predeterminado a partir de ahora.

“La aplicación de Internet Explorer 11 de escritorio será retirada y no se le ofrecerá más soporte a partir del 15 de junio de 2022 en ciertas versiones de Windows 10”. Señaló el directivo de la compañía.

Una luz que se va a apagando

A quienes utilizan Explorer, seguro ya notaron que hay aplicaciones que ya no funcionan en el navegador, entre ellas está: Instagram, Yahoo, Microsoft Teams, Google Drive, Twitter y una lista que cuenta con 1.156 webs que no son compatibles. Al intentar abrir uno de estos sitios mencionados, aparecerá un mensaje en la pantalla que dice, “Esta página no funciona con Internet Explorer”.

Con el cierre de la plataforma, Microsoft quiere empezar de cero y limpiar la mala imagen que dejaron en el mercado tras el deficiente desempeño de Internet Explorer en más de dos décadas. Un final que se anunció el año pasado y quienes quieran saber más detalles de su comunicado, pueden leerlo en su Blog oficial.

Adiós, Internet Explorer. Bienvenido, Microsoft Edge.