Última hora
TELESERIES

Cristián Campos sobre su rol en Cerro Alegre: “Era una especie de Pedro Pascal en esa teleserie”

El reconocido actor interpretó a un exitoso actor que, después de triunfar en Estado Unidos, regresa a Chile a buscar a su hijo.

Escrito en TENDENCIAS el

El próximo lunes, después de “Adrenalina”, Canal 13 emitirá el reestreno de su emblemática teleserie Cerro Alegre, "la magia del amor eterno”, en donde Cristián Campos dio vida a “Adriano Ferrer”, un actor chileno que brilla en Hollywood, pero que regresa al país para ajustar cuentas con la familia Thompson.

Lo que no esperaba, es que en su estadía en Chile se enterara de que tiene un hijo de 20 años, de cuya existencia no tenía conocimiento hasta ahora. 

“Soy un actor profético… era una especie de Pedro Pascal en esa teleserie, un actor chileno que triunfaba en Hollywood”, recuerda en tono de broma Campos. “Este ‘Adriano Ferrer’ tenía algo de la bonhomía de nuestro Pedro Pascal. Era un hombre bueno que, de alguna forma, sacrificaba todo su gran éxito por permanecer en sus orígenes y cerca de su hijo”, explica. 

¿Cómo recuerda su personaje? "Lo recuerdo como un personaje muy noble, y recuerdo que, como venía de afuera, su vestuario fue toda una apuesta en su momento. Lo vestían con ropa que yo jamás me habría imaginado que me pondría. Muy estiloso todo, muy negro. Era una ropa que no se usaba en Chile, y debo decir que me hicieron bastante bullying mis compañeros en su momento por ser algo muy novedoso (ríe). Pero yo resistí estoico porque es bueno cambiar y ofrecer otras alternativas. Definitivamente el vestuario llamó mucho la atención y era bonito como aporte”.

Sobre la retransmisión del drama, Cristián Campos asegura que “me da orgullo y alegría que vuelva, es una teleserie que queríamos mucho porque era un rescate territorial que hacíamos de la zona de Valparaíso, y estuvimos muchos meses ahí. Me acuerdo que la música era muy bonita, el cover que hizo Joe Vasconcellos, y fue la primera vez que yo recuerdo que usamos un dron en teleseries. En los créditos yo estoy en la azotea de un edificio y el dron se adentraba mar adentro y luego venía volando hacia mí. Hoy se usan drones en todo el mundo, pero en ese entonces se terminaba el siglo y era como que se abrían las puertas a un futuro inimaginable y nosotros traducíamos esas pequeñas mejoras y estábamos muy orgullosos de hacerlo”.

“Fue muy interesante esa teleserie también porque era un melodrama que mezclaba lo social con una intriga con un poquito de thriller y en estilo romántica. Tengo muy buenos recuerdos y también de mi personaje”, añade. 

En este contexto, afirma que "Adriano Ferrer era un caso arquetípico del melodrama, como fue un poco ‘La madrastra’ en su momento, que regresaba a vengarse de una injusticia que le habían cometido cuando joven. La gracia de este personaje es que era muy apasionado, pero no era beligerante ni agresivo, y que trataba de descubrir la verdad sin la ira del personaje que hacía la María Izquierdo, que lo hacía muy bien y que era muy irascible”.

Sobre el grabar en Valparaíso, el icónico rostro de teleseries chilenas reconoce que “era un lujo, yo tengo muchos amigos que se han ido a vivir a cerro Alegre y hay muchos extranjeros que atraviesan el mundo para conocer cerro Alegre, entonces tener una pega que te obligaba a estar en cerro Alegre todo el día era muy agradable”.

Finalmente, recuerda que “los porteños son muy simpáticos y estaban muy orgullosos de que mostráramos su cerro, así que nos acogieron demasiado bien. Fue un privilegio claramente porque es muy distinto pasarse seis o siete meses encerrado en un estudio de televisión a estar en un cerro con esa vista y esos restaurantes”.

Revisa esta y otras noticias en @DUPLOS.CL