Última hora
LA DIVINA COMIDA

Pamela Lagos reveló difícil momento que vivió junto a su esposo, Felipe Vásquez

La psicóloga contó que a los siete meses de embarazo, a su pareja le diagnosticaron cáncer.

Créditos: La Divina Comida / CHV
Escrito en TENDENCIAS el

En un nuevo capítulo de La Divina Comida en Chilevisión, este sábado pudimos ver y saber nuevas historias de otros rostros televisivos.

En este capítulo tocó ver a la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, el fotógrafo Jordi Castell, quien denunció a Fernando Karadima, José Andrés Murillo y, por último, la psicóloga Pamela Lagos.

Fue esta última que dio a conocer una etapa de su vida que la marcó rotundamente. Mientras conversaban entre los invitados, ella habló respecto la lucha contra el cáncer por la que tuvo que pasar su esposo, Felipe Vásquez.

El esposo de Pamela Lagos en el capítulo de este sábado de La Divina Comida.

Es por esto que, cuando Jordi le preguntó sobre la situación por la que pasó su pareja, Pamela Lagos empezó a relatar lo sucedido: "Yo tenía 7 meses (de embarazo) y a Pipe le descubrieron una leucemia linfoblástica aguda, el problema es que cuando se la descubrieron él ya estaba muy grave, el 89% de su sangre era cáncer”.

Un antes y un después

Asimismo, siguió relatando cómo se dieron cuenta y fue de "una manera aleatoria" como lo describió. Ella empezó a notar que su esposo empezó a bajar mucho de peso, luego se resfrió por lo que acudieron al médico y tuvo que hacerse exámenes. Después, iban a Concepción, pero todo cambió en su viaje, porque lo llamaron de que algo había salido mal.

Toda esta alerta no fue suficiente para el esposo de la psicóloga, por lo que no le tomó importancia. De todas formas, una prima que es médico le advirtió que tenía que ir a una clínica de inmediato, “me dice ‘bájate del avión, no va a llegar a Conce’”, explicó Lagos.

Debido al grave estado salud por el que estaba pasando, Felipe Vásquez estuvo en tratamiento durante ocho meses, tiempo en que ella no paraba de llorar, ya que su mayor terror era que pasara algo más grave. No obstante, uno de sus hermanos le habló y le dijo que se tenía que preocupar de que su hija tuviera papá.

Tras esta situación, ella contó que le habló directamente a su pareja. "Me paré frente al vidrio y le dije, mira hue…, yo no soy fea, soy inteligente y esta cabra chica va a ser exquisita, si tú no sales de acá en algún momento yo voy a conocer a alguien más y ella le va a decir papá a alguien más. Se para y me dice ‘yo no me voy a morir’”, explicando que era todo lo que la psicóloga quería escuchar.

Desde ese momento en adelante, todo cambió entre ellos. “Nos reímos, lo pasamos chancho, Pipe me invitaba a comer a su burbuja todos los viernes, nos podían una mesita las enfermeras y comíamos a través del vidrio y hacíamos salud”, explicó la psicóloga de Carmen Gloria a tu servicio.

“Hemos aprendido a estar juntos, aprendimos a disfrutar que el Pipe bajaba con su cosita de la quimio y nos íbamos a tomar un café y lo disfrutamos. Cuando aprendes a disfrutar de estar con otro, puedes disfrutar donde sea", concluyó de contar esta difícil etapa por la que tuvieron que vivir.

Comenta esta y otras noticias en @DUPLOS.CL