Última hora
LA DIVINA COMIDA

"Tengo un baño de visita medio trans": El divertido chascarro de Jordi Castell en La Divina Comida

Fue el primer invitado en mostrar su casa y al hacer el tour le pasó un vergonzoso chascarro.

Créditos: La Divina Comida / CHV
Escrito en TENDENCIAS el

Este sábado tuvimos nuevo capítulo de La Divina Comida en Chilevisión, en el cual, como estamos acostumbrados, sabemos nuevos secretos de los famosos que son invitados, además de tener chascarros del momento y conocer cómo cocina cada uno de ellos.

En este episodio pudimos ver las técnicas culinarias y las casas de Evelyn Matthei, Pamela Lagos, José Andrés Murillo y Jordi Castell, quien desde el comienzo nos sorprendió tanto por la bonita decoración de su casa por cómo fue con sus invitados desde el comienzo.

Recordemos que el fotógrafo anteriormente ya estuvo presente en el programa hace algunos años atrás, por lo que ahora pudimos ver el cambio en su hogar.

Fue en este momento en que le pasó un vergonzoso chascarro, puesto que a la medida que iba mostrando las habitaciones y el comedor, llegó la hora de hacer el tour en su llamativo baño.

“El baño, al igual que cada rincón de la casa, sufrió una limpieza y un cambio climático feroz. Ahora es rosado” fue explicando Castell y cuando abrió la puerta del lugar, se dio cuenta que algo no estaba en su lugar.

“Ay, no. ¡Qué vergüenza!” exclamó porque se dio cuenta que la tapa del WC estaba arriba, por lo que de inmediato fue a bajarla.

Momento en que Jordi Castell baja la tapa del WC / La Divina Comida.

El ingenioso regalo

Luego, cuando ya hizo el tour por su casa y llegó la hora de que los invitados entraran a su hogar, en el momento en que todos estaban cómodos, estos le entregaran los regalos que le tenían a Jordi Castell, momento en que sucedió otro chistoso chascarro.

Cuando la psicóloga Pamela Lagos le entregó su regalo le explicó que la razón por lo que lo eligió fue porque en La Divina Comida anterior mostró su baño, el cual tenía un estilo único y que con este presente podría complementar la decoración.

Asimismo, cuando el comentarista de espectáculo lo abrió, quedó sorprendido de lo que estaba viendo, ya que pensó que era una cámara polaroid, pero era algo muy lejano a lo que pensaba. Cuando vio el objeto más tranquilamente, se dio cuenta que era un porta confort para el baño de visitas.

“Qué divertido. Yo tengo un baño de visitas medio trans, porque ha sufrido varias transformaciones”, explicó Castell entre risas por lo sucedido. “Tiene toda la onda. Definitivamente, va a sumar en el baño de visitas”, concluyó Jordi.

¿Qué opinas del regalo que le llegó a Jordi Castell? Comenta en @DUPLOS.CL