Britney Spears y las polémicas revelaciones de su libro

La cantante habló sobre aborto, sus relaciones amorosas, consumo de drogas, entre otros temas.
Valery Garrido - Editor
5 Min de Lectura
Britney Spears y las polémicas de su libro

Esta semana, finalmente, “The Woman in Me”, la tan esperada autobiografía de Britney Spears (41), vio la luz, y revela impactantes secretos que han dejado a los lectores boquiabiertos. Aunque los medios internacionales publicaron revelaciones previas, las 280 páginas del libro desvelan detalles sorprendentes desde el comienzo.

Desde la página uno, Britney habla sobre su tumultuosa infancia, describiendo las peleas constantes entre sus padres y la estricta disciplina impuesta por su padre, Jamie Spears. “No estar de acuerdo con mis padres no estaba permitido en mi hogar. No importa cómo de mal se pusieran las cosas, el trato era mantenerse muda y si no lo hacías, habían consecuencias,” menciona.

Sin embargo, el capítulo 12 se convierte en un verdadero punto de inflexión, ya que Britney revela la verdad detrás de su ruptura con Justin Timberlake. Según la cantante, estaba profundamente enamorada del vocalista de NSYNC, incluso cuando sabía que él le era infiel en el año 2000 con una integrante de All Saints y una celebridad anónima.

Pero la sorpresa continúa cuando Britney confiesa que ella también le fue infiel, una sola vez, con el coreógrafo de NSYNC, Wade Robson, en un bar español. Posteriormente, relata su doloroso aborto tras la insistencia de Justin Timberlake, quien consideraba que no estaban preparados para ser padres.

Britney Spears y Justin Timberlake
Britney Spears y Justin Timberlake

La narración se torna aún más intensa cuando Britney detalla el procedimiento de aborto que ocurrió en su casa, con Justin presente. “El dolor era increíble. Me senté en el suelo, aferrada al baño. Él se acostó conmigo. Lloré hasta que todo terminó. Han pasado 20 años y aún recuerdo el dolor”, escribe.

Años después, Justin Timberlake rompe con Britney a través de un SMS, dejándola devastada. Pero las revelaciones continúan, ya que Britney afirma que Timberlake le llevó una carta romántica y se acostó con múltiples personas poco después de la ruptura.

Britney Spears y su exesposo Kevin Federline

Sobre su segundo esposo, Kevin Federline, Britney no se guarda nada. Habla de sus problemas matrimoniales y de cómo su relación comenzó mágicamente, a pesar de las sorpresas iniciales, incluyendo el hecho de que él tenía una hija y que su ex estaba embarazada de ocho meses.

Britney Spears y Kevin

La narración se adentra en la turbulenta relación con Federline, marcada por embarazos seguidos y una eventual separación. Britney revela su depresión y el momento en que se rapó el cabello como un acto de rebeldía.

Un padre aterrador

El libro también arroja luz sobre la tutela de su padre, que Britney describe como un plan maquinado por su familia y su ex representante, Lou Taylor, debido a una deuda de su padre. Britney narra su experiencia, desde el uso del Adderall hasta su lucha por la custodia de sus hijos.

Britney y su padre

En varios capítulos, Britney habla sobre su lucha personal, describiendo a su padre como aterrador y controlador. La narrativa se centra en su deseo de recuperar su libertad, lo que finalmente se vio reflejado en el movimiento “Free Britney.”

Además de estas revelaciones impactantes, Britney también comparte detalles sobre sus relaciones pasadas, incluyendo su breve matrimonio con Jason Alexander y su amor presente por Sam Asghari, con quien tenía planes de formar una familia antes de su reciente ruptura.

Consumo de drogas

Sobre su consumo de drogas en su época de mayor descontrol, Britney cuenta que “los tabloides estaban llenos de acusaciones: ¡Es una zorra! Se droga!”. Sin embargo, explicó que “nunca tuve problemas con la bebida. Me gustaba beber, pero nunca estaba fuera de control. ¿Quieres saber cuál era mi droga preferida? ¿La única que realmente consumía excepto beber? Adderall, la anfetamina que se da a los niños para el TDAH”.

Britney y las fiestas

Y añade: “El Adderall me colocaba, sí, pero lo que me parecía mucho más atractivo era que me proporcionaba unas horas en las que me sentía menos deprimida. Era lo único que me funcionaba como antidepresivo, y realmente sentía que necesitaba uno de esos. Nunca me interesaron las drogas duras”.

“The Woman in Me” ofrece una mirada profunda a la vida de Britney Spears, mostrando su fuerza y resiliencia en medio de desafíos personales y la presión mediática.

Compartir esta Noticia
Exit mobile version