fbpx

Carmen Gloria Arroyo habla con emoción sobre su madre y una deuda que no ha podido saldar

María José Peressini
3 Min de Lectura
Carmen gloria arroyo madre

El último episodio del programa de televisión “Socios de la Parrilla” no solo fue excepcional, sino que también fue un momento poderoso y conmovedor. La presentadora y abogada Carmen Gloria Arroyo se abrió de manera emocional sobre una deuda que nunca pudo saldar con su difunta madre. Además, habló sobre como la ausencia de su padre la hizo la persona que es hoy.

Durante la entrevista, la abogada recibió fotos de sus padres, lo que desencadenó una conversación emotiva sobre su vida y las relaciones que había tenido con ambos progenitores. Carmen Gloria Arroyo confesó que sentía una gran deuda pendiente con su madre, quien falleció hace 20 años, y que nunca podría saldar.

“Cuando me tocó estar bien en la vida, no pude compartirlo con ella”.

Carmen gloria arroyo madre
Carmen no pudo contener las lágrimas al ver fotos de su madre.

Explicó que ella y su madre habían pasado por momentos muy difíciles juntas, y que nunca había podido compartir su éxito con ella cuando le iba bien en la vida. La confesión de Carmen llevó a muchos espectadores a compartir sus propias experiencias de dolor y pérdida en las redes sociales.

Su padre, una gran ausencia

La abogada también habló sobre su padre, a quien había tenido una relación cercana hasta que él dejó el hogar cuando ella tenía solo 13 años. La abogada explicó que había sentido mucha rabia hacia su él durante muchos años. “Le tuve mucha rabia y fue una situación inconclusa en mi cabeza por muchos años, pero hace algún tiempo decidí soltar y perdonar”.

Te puede Interesar:  Calvin Klein presenta su colección Monocromática de Verano con Michael Ward y Vittoria Ceretti
Carmen gloria arroyo madre
Su padre, su gran ausencia y maestro.

“Finalmente, uno es consecuencia de las cosas malas y buenas, y creo que si él no hubiese desaparecido de mi vida, yo seguiría siendo la niñita media tontorrona, regalona y criada en una burbuja”, confesó. Su relación con él fue un recordatorio poderoso de que a menudo nuestras luchas personales pueden ser una bendición disfrazada.

“Gracias a su abandono aprendí a rascármelas solas y a crecer rápido”, cerró.

¿Qué opinas de sus palabras? Comenta en @Duplos.cl

Compartir esta Noticia