fbpx

Atletas de Cuba hablaron sobre su fuga tras los Panamericanos

Tras fugarse de la Villa Olímpica, una vez finalizados los Juegos Panamericanos, deportistas de Cuba de refirieron a su decisión.
Leonardo Zúñiga - Editor
3 Min de Lectura
6 jugadoras de hockey, una basquetbolisa y un velocista de Cuba se fugaron para quedarse en Chile tras los Juegos Panamericanos
6 jugadoras de hockey, una basquetbolisa y un velocista de Cuba se fugaron para quedarse en Chile tras los Juegos Panamericanos

Tras cuatro días desde que concretaron su fuga, los ocho deportistas de Cuba que huyeron de su delegación en los Juegos Panamericanos decidieron dar a conocer su verdad.

“En Cuba yo tenía ya pensado lo que iba a hacer”, partió contando Yunia Milanés, una de las seis hockistas que, junto al velocista Yoao Illas, decidieron salir a escondidas de la Villa Panamericana y refugiarse en distintas casas de amigos para quedarse en Chile. A ellos también se sumó la basquetbolista Betsy Guilarte Zamora.

“Lo dejé todo. Todo, todo”, aseguró Milanés en entrevista con Canal 13, impactando con sus declaraciones, sobre todo al describir cómo gestó su plan y sus motivaciones.

Deportista de Cuba tenía un plan B tras los Panamericanos: “Llegar al aeropuerto y salir corriendo”

Sobre cómo concretaron el plan, la deportista detalló: “Íbamos a salir desde la cancha (después del partido contra Uruguay), pero no se pudo. Luego, llegando a la Villa, las chicas entraron por una puerta y nosotros salimos por la otra”, relató.

La oportunidad era una en un millón y tenían solo minutos para que nadie las viera. De un segundo a otro salieron de la Villa a paso firme. “Incluso nos cruzamos con un profesor de nosotros y nos tuvimos que esconder. Hubo un poco de miedo, un poco de susto”, recordó Yunia.

Te puede Interesar:  Claudia Schmidt criticó a Javiera Contador y reveló cuánto cobró en Viña: "Cara de r..."

Era tal su decisión, que incluso tenían pensado otro plan, mucho más arriesgado: “El otro espacio era llegar al aeropuerto y salir corriendo”, confesó.

Sobre sus motivaciones, las deportistas contaron que en la isla solo pueden ver a su familia un par de veces al año y sufrían precarias condiciones para entrenar. Además dijo que venían en “una racha muy mala, no teníamos calzado, no teníamos implementos, no teníamos protectores para la cara y tuvimos que esperar que nos dieran una donación y que el país la aprobara para volver a entrenar”.

Por último, advirtió que si vuelven, “nos sacarán del equipo nacional para siempre y si bien podremos seguir con nuestras vidas, no podremos practicar deportes nunca más”.

Compartir esta Noticia