El núcleo interno de la Tierra se detuvo ¿por qué y que significa?

    Los días se están haciendo más cortos y es posible que esta sea la razón.

    El núcleo interno de la Tierra se detuvo ¿por qué y que significa?

    Al analizar los datos de las ondas sísmicas en las últimas seis décadas, científicos chinos de la Universidad de Pekín concluyeron que la rotación del núcleo de la Tierra “casi se detuvo hacia 2009 y luego giró en dirección opuesta”. Esto sugiere una variación multidecadal para este fenómeno, pero ¿qué significa todo esto?

    El núcleo de la Tierra es una esfera caliente del tamaño de Plutón, a unos 5.000 km de la superficie y está constituido esencialmente de hierro. Dejó de girar e incluso habría invertido el sentido de su rotación, según un estudio publicado este lunes 23 de enero, según un estudio difundido por Nature Geoscience, firmado por Xiaodong Song y Yi Yang, de la Universidad de Pekín, en China.

    Los resultados de la investigación llegan a partir del análisis de decenas de terremotos, y, según sus autores, esta variación se correlaciona con pequeños cambios en observaciones geofísicas en la superficie terrestre, como el campo magnético o el aumento o la disminución de la duración de los días.

    ¿Por qué se detuvo el núcleo interno de la Tierra?

    Según Yi Yang y Xiaodong Song, los autores del estudio, la rotación del núcleo interno casi se detuvo alrededor de 2009 y luego giró en la dirección opuesta. Sostienen que el núcleo interno gira, en relación con la superficie de la Tierra, de un lado a otro, como si se tratara de un columpio, según declaraciones de los científicos.

    De acuerdo a su visión, el ciclo de oscilación es de aproximadamente siete décadas: esto significaría que cambia de dirección aproximadamente cada 35 años. Los investigadores indicaron que, anteriormente, cambió de dirección a principios de la década de 1970, y predijeron que el próximo cambio de orientación se concretaría a mediados de la década de 2040.

    No es exacto, pero los especialistas creen que un pequeño desequilibrio en las fuerzas electromagnéticas y gravitatorias sería suficiente para desacelerar y luego revertir la rotación del núcleo interno. Los ciclos de aproximadamente siete décadas de duración coincidirían con otros cambios periódicos observables en la superficie de la Tierra, como por ejemplo en la duración del día y el campo magnético, los cuales tienen una periodicidad de seis a siete décadas.

    ¿Qué significa? ¿Cambia algo para nosotros?

    Que el núcleo se haya detenido y cambiado su dirección, no implica grandes cambios, al menos no por ahora, aunque puede tener efectos globales, como acortar los días en unas fracciones de segundo e influir en el clima y el nivel del mar. Pero no hay mayores pruebas de esto aún, son solo hipótesis.

    “En los últimos años, los días se están haciendo más cortos y es posible que en parte se deba al núcleo de la Tierra”, explicó Song. Según el análisis del geólogo, hoy el día es una milésima de segundo más corto que un día en 1970.

    Comenta @DUPLOS.CL