El triste momento de Ivette Vergara y Fernando Solabarrieta

    La pareja de comunicadores reveló la situación que están atravesando y han reconocido que es difícil, pero deben asumirlo.

    La pareja de comunicadores reveló la situación que están atravesando y han reconocido que es difícil, pero deben asumirlo.
    La pareja de comunicadores reveló la situación que están atravesando y han reconocido que es difícil, pero deben asumirlo.

    Fernando Solabarrieta e Ivette Vergara han sido parte de la televisión por muchos años, y en lo mismo, han compartido el crecimiento de sus hijos y cómo cada uno de ellos va por sus sueños con el avanzar de los años.

    En un inicio, el primer hijo en irse de casa fue Nicolás, quien estudió y jugó fútbol en Estados Unidos. Eso sí, tiempo después regresó a Chile y actualmente juega en el Club Deportivo Lautaro de Buin.

    Después, partió de casa Maite, la otra hija de la pareja de animadores. La joven decidió irse a vivir a New Orleans, lugar donde estudia y juega volleyball. De hecho, a través de su Instagram comparte todas las aventuras que vive en el extranjero.

    Y recientemente, el último hijo en dejar la casa es Iñaki, el menor y el más regalón de la familia. A sus 19 años decidió emprender una aventura de estudiar y jugar fútbol en la Universidad Internacional de Texas.

    Hijos Fernando Solabarrieta

    ¡Estoy llorando en esta tribuna!

    Con las nuevas aventuras y desafíos que tomaron los hijos de la familia, la pareja de comunicadores ve partir a sus retoños. Sobre esta nueva etapa, el relator deportivo habló con el diario Las Últimas Noticias (LUN) y dijo lo siguiente:

    “El más regalón de los tres hijos, pero acá llegó el momento de crecer más. De eso se trata la vida. Se crece a golpes, con dificultades. Pero no me preocupa, está capacitado porque es un chico educado, respetuoso y responsable”, manifestó.

    En la misma entrevista, Solabarrieta confesó que está viviendo con su esposa Ivette el síndrome del nido vacío:

    “La casa va a quedar vacía. Es difícil, imagínate cómo está la Ivette. Para mí es más natural porque es la vida que viví: a los 13 años me fui de la casa y a los 16 estaba solo en Santiago. Para mí es el camino natural, pero a Ivette le cuesta más”, expresó.

    Y para enfrentar esta nueva etapa que Fernando e Ivette tienen que vivir, el presentador de TV dijo que:

    «Dicen que en esta etapa uno se reencanta, vuelve a pololear y es lo que espero que suceda, después de 21 años casados y 26 de relación. O nos volvemos a enamorar o me mata, una de dos, jajaja», dijo el comunicador a LUN.

    Puedes opinar en el Instagram @DUPLOS.CL 

     

    Exit mobile version