José Antonio Neme no puedo contener las lágrimas al ver a perrito en medio de escombros en Viña del Mar

    El periodista se quiebre con las imágenes que eran captadas por el equipo de Mucho Gusto.

    José Antonio Neme se conmovió con relato de damnificada
    José Antonio Neme se conmovió con relato de damnificada

    Este viernes, José Antonio Neme se conmovió hasta las lágrimas con el relato de una damnificada que perdió su casa producto de los incendios que afectaron durante la noche del jueves y madrugada de hoy a varios sectores de Viña del Mar.

    El momento se produjo cuando el periodista Simpo Oliveros entrevistaba a una mujer llamada Bernardita que perdió toda su casa. Pese a la desgracia, ella le daba gracias a Dios porque sus ovejas se habían podido salvar, al igual que sus gatos y perritos. Sin embargo, explicó que aún le faltaba una perrita que no había podido encontrar.

    “Mi hijo anoche vino de una carrera y se dio cuenta que estaban las ovejas (vivas)… ¡Es un milagro de Dios!”, relató la mujer que reconoció que mientras huía de las llamas creyó que sus ovejas morirían.

    José Antonio Neme se conmovió con relato de damnificada
    José Antonio Neme se conmovió con relato de damnificada

    La damnificada además contaba que sus cuatro hermanos y su madre también perdieron la casa por los incendios en Viña del Mar, todo esto mientras que Neme escuchaba atentamente su relato visiblemente afectado.

    Las lágrimas de Neme tras tragedia en Viña del Mar

    El despacho de Simón Oliveros continuó mostrando lo que quedaban de la casa de Bernardita, dando cuenta que era una mujer con muchas mascotas.

    A medida que el periodista caminaba entre los escombros, relataba que “hay mucho animalito que lamentablemente cobró mejor vida, o ahogados, o quemados por las llamas”.

    Justo en ese momento apareció en pantalla un perrito pequeño de color blanco, pero completamente sucio por las cenizas y madera quemada que abundaba en el lugar.

    José Antonio Neme
    José Antonio Neme

    En ese momento Neme no aguantó más y se emocionó hasta las lágrimas con lo que estaba viendo. “Oh, me dio pena, me dio pena… ¡Ay, qué tonto! (…) es que el perro estaba ahí en el piso, no, qué atroz”, mientras su compañera en el estadio le decía que no era tonto, solo eran imágenes muy sensibles.

    “Es difícil no conmoverse, uno trata de mantener la distancia para hacer una cobertura lo más profesional posible, pero cuesta”, cerró Simón.

    ¿Qué te parece la reacción de Neme? Comenta en @DUPLOS.CL