Kenita Larraín se quiebra en Juego Textual al recordar un doloroso momento de su infancia

    La modelo no pudo ocultar las lágrimas al ver a su padre en la fotografía.

    Kenita Larraín Juego Textual

    Este martes, Juego Textual contó con la participación de Kenita Larraín. La modelo abrió su corazón y recordó uno de los momentos más duros de su infancia, la separación de sus padres. La tristeza fue tal que se quebró al aire, dejándonos a todos conmocionados con su historia.

    Durante la sección “La foto de tu vida”, María Jimena Pereyra le enseñó a la modelo una imagen donde aparecía su papá, acompañadola en su matrimonio con Sergio Ader. La emoción tardó apenas unos segundos en llegar hasta ella, quien tampoco se molestó en esconder sus emociones.

    Kenita Larraín Juego Textual
    Kenita habló sin miedo sobre su familia.

    Ante las cámaras de Juego Textual, Kenita Larraín recordó lo duro que fue vivir la separación de sus padres cuando tan solo tenía 9 años. “A mi papá lo amo, es lejos una de las personas más importantes de mi vida. Aún sano la infancia porque me dolió mucho que se separaran con mi mamá, fue muy duro”, comenzó contando la modelo.

    Kenita Larraín cuenta en Juego Textual el especial vínculo con su padre

    Luego de la separación de su madre, Kenita cuenta que le costó volver a ver a su padre con los mimos ojos, pero que hoy tienen la mejor de las relaciones. Además, destacó el incondicional apoyo que recibe de su parte. “Cuando todo Chile me criticaba sin saber, por decisiones que tomé, él siempre estuvo ahí incondicionalmente, nunca me preguntó nada, ni me criticó”, contó.

    Kenita Larraín Juego Textual
    La foto que causó emoción en la modelo.

    Pese a todo, la modelo entiende que el acoso mediático y la exposición la llevaron a ser quien es hoy. “Igual agradezco todo lo que pasé, porque eso me permitió conocerme más y comenzar a amarme (…) me veo cuando recién entré a la TV y estoy a años luz de esa María Eugenia”.

    Dejando sus ojos en la foto, volvió a hablar de su padre. “Le agradecí tanto a Dios que le hubiera dado vida para estar en este minuto (de su matrimonio). Él estaba orgulloso, yo creo que decía ‘por fin’. Esperó 42 años y no tenía ningún nieto y nunca me presionó”, cerró, secándose las lágrimas.

    Comenta esta y otras noticias en @Duplos.cl