La muerte que enlutó a Chespirito

    Chespirito relató un emotivo episodio vivido con uno de los actores de El Chavo del Ocho.

    Chespirito y el elenco del Chavo

    En la vecindad del Chavo pasaron varios personajes populares, pero en 1982 llegó a reemplazar a Don Ramón, Jaimito “El Cartero” interpretado por Raúl “Chato” Padilla, un actor que marcó la vida de Roberto Gómez Bolaños para siempre.

    Con una nariz roja, canoso y originario de Tangamandapio, el viejo cartero vino a suplir a Don Ramón. Pese a que no era tan cómico como el papá de la Chilindrina, el humorista pudo cumplir a cabalidad con lo que pedía Roberto Gómez Bolaños, ganando el respeto del guionista y creador del Chapulín Colorado, entre otros.

    Así, el actor se volvió un colaborador habitual de varios sketch, donde podía lucir su faceta cómica y el rostro de bulldog que causó la risa del público.

    La pena de Chespirito

    Sin embargo, el recuerdo de Padilla, impactó a Chespirito, quien descubrió su cuerpo durante una filmación de “Los Caquitos”. El actor tenía 75 años.

    Fue Bolaños que lo encontró en el departamento que le correspondía en la vecindad, consignó ‘El Clarín’ de Argentina.

    De acuerdo con la biografía del ídolo mexicano, “después de grabar lo estuve esperando en la escalera para demostrarle que yo también podía brincar desde el quinto escalón. Pero no bajaba. Entonces subí para ver si le pasaba algo y ya estaba muerto”, recordó en el libro “Sin querer queriendo”.

    “Tenía los ojitos cerrados, como si nomás estuviera durmiendo. Hasta parecía que estaba soñando algo bonito, tenía cara de estar contento”, agregó.
    “Pero no puede ser, porque ni modo que le diera gusto morirse. O quién sabe, porque Jaimito siempre decía que quería evitar la fatiga… o sea que ya evitó la fatiga para siempre”, cerró.

    ¿Te imaginabas una historia así? Comenta en el Instagram de @DUPLOS.CL