Mariah Carey revela su versión de cómo conoció a Luis Miguel, muy distinta a la de Netflix…

    “Era innegablemente alguien con un aire apasionado. Podía ver el potencial de una aventura con él. Pero primero, necesitaba hacer algo con ese cabello”, señaló la cantante estadounidense.

    Ya está disponible en Netflix la tercera y última temporada de “Luis Miguel, la serie”, que cuenta la relación que tuvo el artista mexicano con la cantante estadounidense Mariah Carey, entre los años 1998 y el 2001.

    En el primer capítulo de la producción, la artista de “All I Want For Christmas”, interpretada por la actriz Jade Ewen, aparece en escena por primera vez en un centro turístico de Aspen. Justamente en el mismo lugar en donde se conocieron las estrellas de la música.

    En ese momento, Luis Miguel quedó muy impresionado al ver a la cantante en un restaurante y en una mesa cercana a la suya. Así que se la juega al mandarle un vino, aunque sin éxito, debido al personal de seguridad que tenía la compositora.

    Posteriormente, en la ficción dirigida por Beto Hinojosa, se muestra al Sol de México cuando consigue averiguar que ella estaba interesada en comprar una casa en esa zona. Así que “Micky” hace una mejor oferta de la compra que la diva, por lo que ella opta por comunicarse con él para que le permita obtener el inmueble. Lo que hace que el mexicano aproveche la oportunidad para invitarla a una cita.

    La versión de Mariah Carey

    En el libro autobiográfico “The Meaning of Mariah Carey”, que se publicó el 29 de septiembre del 2020, Mariah Carey cuenta en 5 páginas lo que pasó durante su relación con Luis Miguel.

    En el capítulo “The Latin Elvis” (“El Elvis latino”), habla de cómo conoció al interprete de “La Incondicional” debido a un cita a ciega que le organizó el administrador de sus rentas en Aspen.

    No obstante, la cita no fue como la artista esperaba, ya que en la cena le asombró por la cantidad de alcohol que tomó “Micky” como también lo desordenado que tenía su pelo en ese momento. Además, en el texto, confesó que no consideró la cita como tal por algunas extrañas actitudes que tuvo el Sol de México, pero que de todas maneras le atraía algo.

    “Era innegablemente alguien con un aire apasionado. Podía ver el potencial de una aventura con él. Pero primero, necesitaba hacer algo con ese cabello”, señaló en su libro.

    También, reveló que esa cena fue “muy extraña” y que tenía que “deshacerse” del artista, porque estaba bebiendo demasiado. Por lo que tuvo que pedirle una colaboración a su sobrino para irse del lugar.

    “Fui a la habitación de mi sobrino Shawn y le dije: ‘Tienes que sacarme de esta. Acabo de conocer a este sujeto y está súper ebrio. No vamos a ningún lado’”, relató Carey. De esta manera, inventaron una excusa y se fueron.

    Sin embargo, al día siguiente Luis Miguel le mandó con su asistente un collar de diamantes Bulgari, siendo el primero de muchos. “Él era un verdadero latin lover”, aseguró.

    Comenta esta y otras noticias en DUPLOS.CL