fbpx

Mónica atacó a los gritos a Pincoya en Gran Hermano: “A mí no me va a tocar, estoy protegida por Jehová”

Las participantes no se guardaron nada.
María José Peressini
3 Min de Lectura
Mónica Pincoya Gran Hermano

El más reciente episodio de Gran Hermano estuvo marcado por un intenso debate, en el cual Mónica y Jennifer, también conocida como la “Pincoya sin glamour”, jugaron roles protagónicos.

El incidente se desencadenó cuando a la señora mayor le incomodó una acumulación de almohadas creada por Raimundo, Coni, Pincoya y Fran sobre dos camas. Esto resultó en una sensación de estar algo “aislada”, especialmente debido a que Mónica generalmente se molesta cuando hay ruido durante la noche.

Esta situación provocó la indignación de Mónica, quien decidió compartir sus preocupaciones con los participantes de la otra habitación, conocidos como “los guarenes”. “Para que después no digan que son mentiras mías. Miren chiquillos, a mí no me va a tocar, porque estoy protegida por Jehová”, expresó Mónica.

Posteriormente, Raimundo trató de calmarla, ya que Mónica estaba perdiendo la compostura y comentaba que tenía miedo de que ellos le hicieran algo.

Mónica atacó a Pincoya a los gritos en Gran Hermano

En ese instante, Jennifer se sumó a la discusión con determinación. “Señora Mónica, corte su show conmigo. Le voy a decir una cosa, vaya a cortar su show. Usted me está echando la culpa de que yo estaba conversando, y estaba conversando con las chicas”, le comunicó Jennifer.

Te puede Interesar:  ¡Hay fecha! Revisa cuándo puedes retirar tu pulsera para Lollapalooza

Claramente agitada, la mujer mayor respondió, haciendo hincapié en que “estabas en el espejo, como siempre, conversando en la noche a la hora que sea, con las cámaras. Yo no estoy loca, estaba hablando con él (Raimundo), no te metas”.

Mónica Pincoya Gran Hermano
La pelea entre las participantes.

“Qué tiene que ver que hable con las cámaras, nadie le está diciendo que usted está loca. Yo no le estoy haciendo machitún. Yo no coloqué las almohadas”, le explicó la participante chilota, con un tono completamente sereno.

Sin embargo, Mónica ya estaba al borde de la desesperación y comenzó a elevar el tono, atrayendo la atención de todos en la otra sala. “No te metas, a mí no me vengas… quédate callada de una vez por todas. Le voy a dar explicaciones a Rai, pero no a ti. Le estoy pidiendo explicación a él y se mete ella. En ningún momento estaban jugando”.

“No señora, no me voy a quedar callada”, replicó Pincoya.

Finalmente, Constanza, Fran y Rai intentaron explicarle que todo se trataba de un juego y que en realidad no tenían la intención de causarle ninguna incomodidad.

Compartir esta Noticia