Qué es el síndrome de Wendy, conducta que afecta a la mayoría de las mujeres

    Se lo conoce como síndrome de Wendy por el claro personaje de Disney

    Qué es el síndrome de Wendy, conducta que afecta a la mayoría de las mujeres

    Existen personas que tienen la necesidad de complacer a los demás buscando constantemente aceptación con miedo al rechazo y abandono, dificultando y trascendiendo los propios límites de amor incondicional. Este tipo de personalidad se conoce como el síndrome de Wendy.

    Las personas que tienen miedo a crecer padecen lo que se conoce como el síndrome de Peter Pan, los cuales requieren de una Wendy que les ayude en su incapacidad de resolución de los problemas. Una persona con síndrome de Wendy es aquella que tiene miedo al rechazo y abandono.

    Qué es el síndrome de Wendy, conducta que afecta a la mayoría de las mujeres

    ¿Qué es el síndrome de Wendy?

    Se lo conoce como síndrome de Wendy por el claro personaje de Disney, y compañera de aventuras de Peter Pan. Fue el psicólogo norteamericano, Dan Kiley, quien, en 1983, utilizó por primera vez el término. También acuñó el término de Peter Pan para las personas que se rehúsan a crecer.

    Qué es el síndrome de Wendy, conducta que afecta a la mayoría de las mujeres

    “En la constante búsqueda de felicidad en la pareja, la personalidad Wendy permanece en esa condición rescatadora con su pareja al sentirse útil, querida y necesaria. Pensando que el amor significa abnegación, sacrificio y resignación. Evitando el desagrado de los demás, tratando de que no exista el disgusto para mantener la aprobación de los demás, cuidando siempre de su imagen ante los demás”, explica el psicólogo, Gilberto Espino González.

    La Wendy hace lo necesario por otras personas para encontrar el reconocimiento y valoración externa, ya que tiene un pobre concepto de sí misma. Y muy a su pesar de sus propios sentimientos, los cuales son encontrados que oscilan en los polos que van desde el odio y coraje, al extremo de lealtad amorosa e incondicional, implicándole una disonancia cognitiva con su propia valoración interna”, agrega.

    Qué es el síndrome de Wendy, conducta que afecta a la mayoría de las mujeres

    “El aprender a relacionarnos dependerá, en gran medida, en cómo me encuentre sanamente trabajando límites para la adquisición de la autonomía. Dejar de sobre involucrarnos en la vida de los demás, no asumiendo roles familiares que no nos pertenecen, como en el caso del hijo mayor que toma el rol de padre de los demás hermanos, o el caso de la esposa que realiza responsabilidades que le corresponden a su pareja”, explica Espino González.

    Cómo saber cuándo alguien tiene el síndrome de Wendy

    Entonces, como diferenciamos, cuándo alguien simplemente es buena persona y cuándo estamos hablando de alguien que tiene un problema. “La diferencia entre alguien bondadoso y una persona con este síndrome radica en el malestar que estos últimos acaban padeciendo”, explica el equipo de contenido clínico de TherapyChat, liderado por Isabel Aranda, psicóloga sanitaria y Chief Content Officer de la compañía.

    Qué es el síndrome de Wendy, conducta que afecta a la mayoría de las mujeres

    “Cuando una persona hace algo bueno por otro, lo suele hacer de manera gratuita y desinteresada. Sin embargo, una persona que sufre este síndrome, padecerá niveles elevados de ansiedad y se sentirá excesivamente culpable si no cuida o protege correctamente al otro, olvidando su propia identidad, su felicidad y ejecutando conductas autodestructivas con el mero fin de complacer”.

    “Además, pese a que para una persona bondadosa el objetivo es ayudar o cuidar al otro de manera genuina o altruista, las personas con este síndrome tendrán su motivación siempre asociada al fuerte miedo a la soledad, rechazo, fracaso y abandono y serán serviles por la necesidad de sentirse aceptados”, explican.

    Qué es el síndrome de Wendy, conducta que afecta a la mayoría de las mujeres

    Este tipo de conductas o estilo de personalidad es que no suelen ser fáciles de reconocer por parte de quien los padece y, por lo tanto, necesitan la ayuda adecuada para darse cuenta de este comportamiento y adquirir las herramientas para tratarlo. En estos casos habrá que detectar las causas que lo provocan y, a partir de ahí, establecer los pasos para solventarlo.

    Es más común en mujeres que en hombres

    “Cumplir el rol de madre es mucho más común de lo que se piensa en nuestra sociedad. Sin embargo, eso no quiere decir que sea lo apropiado”, dice Espino González. El hecho de que sea más frecuente que las mujeres padezcan este síndrome se debe a una cuestión cultural, tradicionalmente se ha otorgado a las mujeres roles de cuidadoras.

    Qué es el síndrome de Wendy, conducta que afecta a la mayoría de las mujeres

    Esta necesidad absoluta de anteponer los deseos de otra persona a los propios es una norma de conducta en la que muchas mujeres han sido educadas en sus relaciones afectivas. Antiguamente, eran educadas para estar siempre en un segundo plano, de tal forma que, en vez de ser protagonistas de sus propias vidas, crecían siendo hijas y continuaban el resto de su vida siendo esposas y madres, perdiendo por completo su identidad más allá del rol de cuidadoras. De igual modo, este síndrome es más común entre mujeres, puesto que está muy asociado a la maternidad”, explica el equipo liderado por Isabel Aranda.

    Si bien, el síndrome de Wendy es más usual en mujeres que en hombres, también se presenta en hombres. Los cuales han vivido una serie de reglas familiares en donde ha vivido situaciones circunstanciales en un ambiente de tener que adelantarse a la vida adulta. Dejando su etapa de niño para ver por los hermanos trabajando como adulto, dejando de divertirse de acuerdo a su etapa.

    Qué es el síndrome de Wendy, conducta que afecta a la mayoría de las mujeres

    Hay que aclarar que, para que exista una relación de este síndrome, se necesita su contraparte, Peter Pan. Una madre necesita de cuidar y de ver por su hijo. Sentir que toda la responsabilidad está en sus manos y que tienen la misión de hacerse cargo por la dificultad en el establecimiento de límites.

    ¿Alguna vez habías escuchado de este síndrome? Comenta en @DUPLOS.CL