Stefan Kramer habló de su depresión tras Viña 2008: “No tenía otro objetivo en mi vida”

    El imitador se confesó luego de muchos años de este episodio.

    Stefan Kramer-Viña 2008
    Stefan Kramer

    Stefan Kramer es uno de los imitadores más reconocidos de Chile. Si bien lleva años en dicha profesión, tuvo etapas donde el éxito fue más que en otros. Y estos momentos tan buenos, de alguna forma le afectaron. Principalmente, su paso por Viña 2008, donde logró sorprender a todos con su rutina.

    A lo largo del tiempo ha preferido no hablar tanto de ello, pero la realidad es que le causó al artista una depresión de la cual le costó salir. Decidió sincerarse al respecto en el episodio más reciente de “Buenas noches a todos”. En su paso por dicho show, también comentó cuestiones relacionadas con su familia.

    Viña 2008 le dio a Stefan Kramer un reconocimiento nacional y afianzó su carrera como imitador y humorista. Es por eso que para varios espectadores aquel momento es más que recordado. En las redes es furor con sus personajes.

    “Cuando ocurre el hecho de las gaviotas, los aplausos, la ovación, el púbico de pie, tú estás como: ‘Gracias. Qué estén bien’. Te fuiste de ahí y ya es otro día, es otro momento. Al otro día la rutina la repiten como loco en la tele. Lo primero que pensé es que no tengo otra rutina. ¿Qué hago?, ¿repito lo mismo?, ¿cómo lo hago?“, contó en primer lugar.

    “Se empezó a transformar en una sensación que yo no tenía otro objetivo en mi vida, siendo extremo para decirlo”.

    Entre muchas de las preguntas que el artista se hizo en aquel entonces están: “¿Qué hago ahora?, ¿cómo lo continúo?, ¿cómo puedo volver a sorprender?” Afortunadamente, para él la historia tiene un final feliz.

    “Finalmente, viene ahora esta sensación de cómo me reinvento. Cuando no me fijo un objetivo y empiezo a cachar qué hago ahora, cuando tienes un éxito que fue muy arrollador, empecé a sentirme con angustia de no saber qué hacer“, añadió.

    Sobre su depresión, contó que mucho no podía compartirla con el resto de la gente. “En un momento ya es mucho y pido ayuda a un psicólogo, este psicólogo derivó en psiquiatra que te da una pastilla, esta pastilla te hace bien, pero si tomas más vuelves a sentir angustia. Fue bonito que me haya ocurrido también, porque pasan los años y digo que fue bueno estar como en soledad, sufriendo, para poder decir que hay una salida”, cerró.

    ¿Te gusta el trabajo que realiza el cómico? Comenta en @DUPLOS.CL