fbpx

Tensión entre EEUU y China: siguen los conflictos políticos entre ambas naciones

Recientemente, el Gobierno chino envió 28 aviones de guerra a Taiwán, zona que mantiene una estrecha relación con Estados Unidos.

Según se indicó desde la capital de Pekín, la medida “es una advertencia solemne” contra el país norteamericano y los independentistas taiwaneses, en relación a que la isla continúa siendo un tema delicado y complejo para el Gobierno asiático y EEUU.

Desde Washington, se encargaron de asegurar que su apoyo a Taiwán es “sólido como una roca” y alertó a Pekín para “poner fin a sus presiones militares, diplomáticas y económicas” en aquella localidad.

Las declaraciones de ambas partes fueron emitidas luego de lo ocurrido este pasado fin de semana, ya que durante la jornada del día sábado, según el Ministerio de Defensa de Taiwán, 13 aviones chinos (ocho bombarderos y cinco cazas), ingresaron en su zona de defensa aérea. A su vez, The New York Times informó que al día siguiente, China había enviado nuevamente a sus fuerzas militares, con un despliegue de 15 aviones en total.

Ahora bien, ¿Cuál es el origen del conflicto?

Taiwán es una isla que se separó de China en 1949, durante el último periodo de la guerra civil que tuvo lugar ese mismo año. Desde entonces, ambas partes poseen un régimen político distinto y actualmente, cerca de 23 millones de taiwaneses, viven bajo la constante amenaza de ser invadidos por China continental, quienes consideran dicho territorio como propio y que además, aseguran que no dudarán en retomarlo en caso de una intervención de Estados Unidos o que exista una declaración formal de independencia.

Si bien el país norteamericano rompió sus relaciones diplomáticas con Taipéi (capital de Taiwán) en 1979 para reconocer a Pekín (capital China) como el único representante oficial de la nación asiática, ambos mantienen una relación bastante bipolar, ya que a pesar de sus vínculos políticos, Washington sigue siendo el mayor apoyo militar de Taipéi.

También es cierto que desde hace ya varios años, los presidentes norteamericanos han sido muy cautelosos en su política con Taiwán para no provocar a China, pero bajo el reciente mandato de Donald Trump, dicha práctica estuvo lejos de ser aplicada, ya que el ex mandatario ejerció una serie de estrategias para acercarse más a Taipéi y se mantuvo alejado de las relaciones con el Gobierno Chino.

Actualmente, se espera que el nuevo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, siga por la misma línea que el anterior mandatario, puesto que la medida de proteger a Taiwán posee un gran apoyo por ambos sectores políticos de aquel país, ya sean republicanos o demócratas.

Además, cabe señalar que Biden, invitó por primera vez desde 1979 (año en que se reconoció de manera oficial a Pekín antes que Taipéi), a la representante taiwanesa en EEUU a su investidura.

A día de hoy, el conflicto sigue más latente que nunca y la incertidumbre de lo que pueda ocurrir en un futuro preocupa a las autoridades de las distintas naciones que, al parecer, no están dispuestos a ceder en sus medidas y presiones políticas. Respecto a ello, el presidente de China, Xi Jinping, señaló que “crear clanes o iniciar una nueva Guerra Fría, rechazar, amenazar o intimidar a los otros solo llevará al mundo a la división”.


También te puede interesar:

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS