fbpx

Tom Brady agiganta su leyenda en la NFL

Su dilatada carrera es desconocida para quienes no están habituados a seguir la NFL, pero estamos hablando de uno de los atletas más influyentes de todos los tiempos.

Las leyendas que están en el olimpo del deporte mundial son contadas con la mano. En ese selecto club están Michael Jordan, Diego Maradona, Pelé, Roger Federer, Ayrton Senna, Muhammad Alí y Michael Phelps, por nombrar a algunos. A este grupo de estrellas inmortales pertenece Tom Brady, el mariscal de campo más completo e increíble que haya participado alguna vez del fútbol americano.

Su dilatada carrera es desconocida para quienes no están habituados a seguir la NFL, pero estamos hablando de uno de los atletas más influyentes de todos los tiempos. Sus marcas y registros son dignos de enmarcar. Como ejemplo, su record más impresionante y difícil de igualar es haber llevado a una franquicia de ribetes menores como New England Patriots a disputar nueve veces la final del Superbowl, y de ellas haber ganado en seis ocasiones.

Ahora vuelve a hacer historia, esta vez con su nuevo club Tampa Bay Buccaneers. Nuevamente se volvió a inscribir en un Superbowl, al liderar a su equipo a coronarse campeón de conferencia y, de esta forma, ganarse el derecho de decir presente en tan magno evento.

Las finales son su especialidad. El domingo 7 de febrero puede engrandecer aún más sus pergaminos, cuando se enfrenten al otro equipo sensación de la liga, los actuales monarcas Kansas Chiefs.

Si bien Kansas llega al duelo con chapa de favorito, el hecho que Tampa Bay tenga en sus filas a uno de los mejores jugadores de fútbol americano de la historia les da cierto crédito. Brady es el alma de su equipo, con su presencia la línea defensiva de los Bucaneros se hizo impenetrable y mejoraron sus estadísticas de touchdown en forma considerable, requisito mínimo si se tienen intensiones serias de disputar un anillo de campeón.

Cuando Tom Brady cambió de cuadro a principio de temporada, muchos pensaban que comenzaba el declive en su trayectoria. Además, pocos veían a esta institución con posibilidades de meterse en etapas decisivas. No obstante, su sola participación le dio un plus extra a sus compañeros, quienes dieron un gigantesco salto de calidad, clasificando con autoridad a playoffs.

No solo eso, lograron meterse en finales de conferencia y darle dura batalla a Green Bay Packers, los favoritos de su zona. No solo los vencieron con holgura, sino que los masacraron, imponiendo autoridad en el campo de juego.

El desafío que tienen en el Superbowl no es menor. Se enfrentarán a un Kansas Chiefs que sueña con el bicampeonato. Es una escuadra sin fallas ni grandes puntos débiles, fueron los mejores de la temporada regular con un saldo de victorias y derrotas a favor de 14-2, y tienen en sus filas al que apuntan como el sucesor de Brady, el astro Patrick Mahones.

Sin duda, esa será otra final: el duelo Brady versus Mahones por ser el MVP del año. Representan la gloria versus la juventud, respectivamente; dos estilos y personalidades distintas que buscarán a como dé lugar demostrar en cancha quién es el mejor.

La final a disputarse a comienzos de febrero marcará un antes y un después en este apasionante deporte. Quizás, entre otras cosas, podremos ser testigos de cómo Tom Brady se convierte en el más grande de todos o de cómo Mahones lo destrona como el rey de las yardas.


También te puede interesar:

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS