Tips para tener una alimentación balanceada

Cuando tienes una alimentación balanceada, tu salud física, emocional y mental se ve beneficiada. Ahora bien, hay diversas opiniones sobre la forma correcta de alimentarse, pero es importante que conozcas consejos con buenas bases.

Escrito en VIDA SANA el
Mucho se ha hablado acerca de la importancia de tener una alimentación balanceada. Un buen equilibrio en el consumo de comidas favorece significativamente la salud física, emocional e incluso mental. Debido a que no existe un alimento conformado por todos los nutrientes que necesita el organismo, la dieta tiene que ser variada. Te invitamos a seguir leyendo y  conocer los mejores tips para consumir alimentos correctamente balanceados.

Cómo conseguir una alimentación balanceada

El cuerpo necesita estar en constante nutrición para funcionar de forma óptima. Por esto es importante la integración de una alimentación balanceada a tus hábitos diarios. Ahora bien, ¿cómo puedes crear un correcto balance en el consumo de tus comidas? Ten en cuenta los siguientes consejos al alimentarte.

Incluye todos los grupos alimenticios

Cuando incorporas cada grupo alimenticio en tu dieta diaria, consigues obtener una buena alimentación balanceada. Por supuesto, debes racionar de forma apropiada las cantidades diarias que consumes de cada uno. Tu dieta se considera variada cuando incluyes en ella cereales, verduras, frutas, grasas, lácteos y proteínas.

Consume más verduras y frutas

Ambas proporcionan vitaminas y minerales al organismo, así como fibra dietética y azúcares naturales. Debido a ello, la OMS recomienda comer por lo menos cinco porciones diarias de frutas y verduras. La mejor opción es iniciar el día con una buena ración de ellas, obteniendo los nutrientes que tu cuerpo necesita.

Añade grasas a tu dieta

Las grasas aportan energía y contribuyen a la absorción de vitaminas, siendo un elemento indispensable en la alimentación balanceada. Eso sí, procura que las grasas que consumes sean no saturadas, como la del pescado, aguacate o los frutos secos. Además, los aceites vegetales, como el de oliva, suministran antioxidantes y Omega 3, que ayudan al organismo a realizar distintas funciones imprescindibles.

Selecciona carbohidratos de asimilación lenta

Los carbohidratos son muy necesarios al aportar energía a tu cuerpo, siendo la base en muchas comidas. Los que contienen mayor cantidad de nutrientes son los cereales integrales, por lo que se recomienda aumentar su proporción en el consumo. Al ser de asimilación lenta, tu cuerpo tendrá energía por más tiempo, pues contienen vitaminas, minerales y fibra.

Incorpora fuentes de proteínas

De no ser por las proteínas, tu cerebro y tus músculos no funcionarían correctamente. Las fuentes principales son las carnes magras, huevos, legumbres y el pescado. No olvides añadir a tu dieta raciones de estos alimentos tan importantes.

Mantente hidratado

[caption id="attachment_46113" align="aligncenter" width="1125"] Es necesario que te mantengas hidratado, bebiendo suficiente líquido[/caption] El hecho de saber que el 75% del cuerpo humano está conformado por agua,  destaca su importancia. El vital líquido funciona como lubricante, se encarga de regular la temperatura corporal y favorece una buena digestión. Por ello, es importante que bebas entre 7 u 8 tazas al día. Una vez que conoces estos tips, ya sabes cuál es la forma correcta de conseguir un buen balance en tus alimentos.