Recomendaciones para evitar bajadas de tensión

Hay maneras de evitar bajadas de tensión, conocerlas es importante sobre todo en el verano donde las temperaturas son más altas. En este artículo te explicamos esta importante información.

¿Por qué es importante evitar bajadas de tensión en los días calurosos? La baja tensión es un problema que afecta el día a día y los síntomas que causa empeoran cuando la temperatura es alta.

Aunque es cierto que el nivel de tensión depende de factores como los genéticos y ambientales, es posible prevenir que este aumente. Los consejos que se encuentran en este artículo son de utilidad.

Importancia de evitar bajadas de tensión en verano

Uno de los problemas de salud más frecuentes en el verano son los niveles altos de tensión. Estos pueden hacer que las personas se mareen, sientan vértigos, tengan taquicardias o hasta se desmayen. Por tanto, si este es un problema del que sufres normalmente, es de gran importancia que aprendas a evitar bajadas de tensión.

Es relevante que recordemos qué es la tensión o presión arterial, esta se refiere a la fuerza con la que la sangre circula a través de las arterias. Mantener el nivel de tensión adecuado es primordial para cuidar la salud cardiovascular.

Consejos para evitar que la tensión arterial disminuya

Las bajadas de tensión en las que nos centramos aquí no son aquellas que surgen de un problema de salud previo. Más bien son las que pueden producirse de manera brusca, estas causan distintos síntomas, como mareo, visión borrosa, debilidad repentina y más.

Las recomendaciones que te ayudan a mantener la presión arterial entre los niveles adecuados son los siguientes:

Evitar actividades físicas en las horas más calurosas

Las actividades con mucha exigencia que se realizan en horas calurosas favorecen la pérdida de líquidos. La sudoración excesiva puede causar que la tensión arterial baje. Igualmente, no se recomienda tomar duchas calientes o ir a saunas.

Mantenerse hidratado

Beber abundante agua es importante en cualquier época del año, sobre todo en verano. No es recomendable esperar a tener sed, lo más adecuado es beber agua regularmente para evitar la deshidratación.

Agregar sal a las comidas

La sal contiene sodio, este nutriente beneficia al organismo e influye de forma positiva en la presión arterial. Por tanto, una de las maneras para evitar bajadas de tensión es ingerir sal con las comidas. Recuerda no sobrepasar los 5 gramos de sal al día.

Estos sencillos consejos, junto a una alimentación sana y otros hábitos saludables, te ayudan a evitar que la tensión arterial baje de forma brusca. Haces bien en aplicarlos durante todo el año, especialmente cuando se acerquen los días calurosos.

Lo más leído

Lo más reciente