fbpx

Cómo cambiará la cirugía reconstructiva con la impresión 3D de piel viva

Descubre el salto tecnológico que podría revolucionar la curación de heridas y la cirugía reconstructiva.
Sebastián Leal - Periodista
4 Min de Lectura
Piel humana impresa en 3D

Un avance científico podría transformar radicalmente el tratamiento de las heridas y la cirugía reconstructiva. Investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania, conocidos como Penn State, han alcanzado un hito en medicina regenerativa con la creación de piel viva mediante impresión 3D. Esta tecnología tiene el potencial de sanar heridas eliminando por completo las cicatrices y promete incluso la regeneración del cabello.

Los experimentos exitosos, realizados en roedores, demuestran la capacidad de esta piel impresa en 3D para reparar daño significativo. En el futuro, este logro puede derivar en mejoras sustanciales en el tratamiento de afecciones dérmicas y la recuperación capilar en humanos, marcando un cambio revolucionario en múltiples campos de la medicina.

El papel del tejido adiposo o grasa corporal es fundamental en este novedoso enfoque. Utilizando células derivadas de este tejido y estructuras de apoyo de origen humano adquiridas en cirugías clínicas, el equipo de investigación ha conseguido sanar lesiones en ratas con precisión extraordinaria.

Piel humana impresa en 3D
Imprimen piel en 3D para eliminar por completo las cicatrices de los humanos

Si bien la idea de imprimir piel en 3D no es nueva, lo que distingue a este equipo es su capacidad para crear un complejo sistema de piel multicapa que incluye la hipodermis. Este enfoque integral garantiza la reparación perfecta del tejido epitelial afectado, sin dejar vestigios de cicatrices, según los investigadores.

En evolución constante, el grupo previamente había utilizado diversas biotintas para la reconstrucción de tejidos duros y blandos. Ahora, han mejorado el proceso utilizando la matriz extracelular extraída de tejido adiposo humano como un componente clave de su biotinta, junto con células madre y un coagulante a base de fibrinógeno para consolidar la estructura impresa.

Estos elementos se combinan en la bioimpresora, lo que permite una precisión inigualable al aplicar la nueva piel sobre las heridas, en especial al formar la hipodermis. Esta capa profunda no solo es decisiva en el proceso de cicatrización y la generación de folículos pilosos, sino en mantener funciones corporales básicas como la regulación térmica.

La piel constituye el órgano más extenso del cuerpo y su renovación constante le permite ser una eficaz barrera contra múltiples peligros externos. La importancia de la hipodermis en la integridad estructural de la piel y el ciclo vital del folículo piloso son aspectos clave para la cicatrización y la regeneración capilar.

A pesar de los avances en cirugía plástica y reconstructiva, la restauración íntegra de la piel en áreas críticas como la cabeza y el rostro aún enfrenta obstáculos, incluyendo el riesgo de cicatrices y pérdida de cabello tras los trasplantes. Con la bioimpresión de piel de grosor completo, los investigadores de Penn State se acercan a una solución a estas complicaciones, ofreciendo esperanza para cirugías reconstructivas con resultados naturalmente estéticos.

Compartir esta Noticia