fbpx
E-Commerce Day Chile 2024

Bombas de Israel matan a 7 trabajadores humanitarios

Bombas de Israel mataron a 7 trabajadores humanitarios de World Central Kitchen, que llevaban comida a residentes de Gaza.
Mario Cuche
7 Min de Lectura
Bombas de Israel dieron muerte a trabajadores humanitarios, según reconoció el propio gobierno israelí
Bombas de Israel dieron muerte a trabajadores humanitarios, según reconoció el propio gobierno israelí

Bombas de Israel terminaron con la vida de 7 trabajadores humanitarios, según reconoció el propio primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que comentó este martes que el ejército de su país atacó de forma “no intencionada” a miembros de World Central Kitchen (WCK) que fallecieron en la madrugada en Gaza.

“Por desgracia, en el último día hubo un caso trágico en el que nuestras fuerzas alcanzaron de forma no intencionada a gente inocente en la Franja de Gaza”, dijo Netanyahu en un mensaje de agradecimiento al equipo sanitario que le operó de una hernia el lunes, después de recibir el alta.

El primer ministro reiteró que el suceso será investigado de forma exhaustiva, y defendió que este tipo de cosas “suceden en la guerra”. “Haremos todo lo posible para que no vuelva a suceder”, agregó.

Poco antes, el ejército israelí anunció que será una entidad militar independiente, el Mecanismo de Investigación y Evaluación de Hechos, el que investigará el ataque, que ha llevado a la ONG a suspender sus operaciones en la región.

El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), Daniel Hagari, explicó en un mensaje que ha hablado personalmente con el chef José Andrés, fundador del grupo humanitario, para expresarle sus condolencias por las muertes de los trabajadores.

El ataque con bombas de Israel causó la muerte de siete trabajadores de la ONG, entre ellos cuatro de nacionalidad extranjera: un británico, un polaco, un australiano y un ciudadano con doble nacionalidad estadounidense-canadiense.

Ataques con bombas de Israel son criticados por Reino Unido, Polonia y Australia 

El Gobierno del Reino Unido expresó su profunda preocupación por la noticia de la muerte de un cooperante británico entre los siete fallecidos por las bombas de Israel en Gaza: “Ya instamos a Israel a hacer más para proteger a los civiles y permitir que la ayuda humanitaria llegue a Gaza”, declaró la ministra de Educación, Gillian Keegan, a la BBC.

Otro de los Gobiernos directamente concernidos, el de Australia, dijo por boca de su primer ministro, Anthony Albanese, que ha pedido a Israel “rendir cuentas” por la muerte de una trabajadora humanitaria. El Ejecutivo de Camberra ya ha contactado “directamente” con el Gobierno israelí para esclarecer este suceso “completamente inaceptable” y que va “más allá de cualquier circunstancia razonable”, explicó Albanese a periodistas en la ciudad de Brisbane.

Australia espera una total rendición de cuentas por la muerte de trabajadores humanitarios que es inaceptable”, remarcó el mandatario al insistir en que se trata de “una tragedia que nunca debió ocurrir”. “Si una de las organizaciones benéficas que trabajan sobre el terreno ha suspendido sus operaciones, es profundamente preocupante”, agregó.

En cuanto a Polonia, su ministro de Exteriores, Radoslaw Sikorski, informó este martes de que ha exigido explicaciones en torno al ataque con bombas de Israel que mató a un polaco y añadió que su país “no aprueba que no se respete el derecho internacional humanitario y no se proteja a los civiles, incluidos los trabajadores humanitarios”.

Te puede Interesar:  Boric acusa "barbarie del gobierno de Israel en Gaza"

Entre los rivales de Israel, el grupo islamista palestino Hamás condenó el ataque israelí y dijo que “este crimen confirma que la ocupación sigue insistiendo en su política de asesinatos sistemáticos contra civiles indefensos y contra los equipos internacionales de ayuda y organizaciones humanitarias”.

World Central Kitchen: 14 años llevando comida a catástrofes humanitarias

Trabajadores de World Central Kitchen fueron víctimas de bombas de Israel
Trabajadores de World Central Kitchen fueron víctimas de bombas de Israel

La ONG World Central Kitchen, liderada por el chef español José Andrés, y que sufrió este lunes la pérdida de siete trabajadores en un ataque con bombas de Israel en Gaza, lleva desde 2010 llegando con comida allí donde hay una crisis humanitaria por catástrofes naturales o guerras.

“World Central Kitchen surgió a raíz de una idea simple que tuvimos en casa con mi esposa Patricia: cuando la gente tiene hambre hay que enviar cocineros. No mañana, hoy”, afirma el propio cocinero en la web de su ONG, que suele ser la primera organización en responder a emergencias humanitarias con comida.

Fue a raíz del devastador terremoto de Haití en 2010 cuando José Andrés (Mieres, Asturias, 1969) sintió la inspiración de poner su granito de arena a través de lo que mejor sabía hacer, cocinar, puso rumbo a dicho país y no dudó en ponerse a cocinar al lado de familias desplazadas en un campamento.

Como suele señalar esta ONG, se trata de ayudar pero también de escuchar, aprender y, cuando se puede, cocinar junto a las personas afectadas por huracanes, incendios forestales, tsunamis, erupciones volcánicas e incluso guerras.

“Donde haya una lucha para que la gente con hambre se alimente, allí estaremos”, es uno de los lemas de esta ONG.

Te puede Interesar:  Boric acusa "barbarie del gobierno de Israel en Gaza"

Más recientemente, WCK da de comer a familias ucranianas con motivo de la invasión rusa a través del programa Chefs for Ukraine, y en Gaza a causa de los ataques israelíes, y donde se ha producido el trágico asesinato de siete de sus trabajadores.

José Andrés, afincado en Estados Unidos desde que tenía 21 años, ha exigido tras la tragedia en Gazas: “No más pérdidas de vidas inocentes. La paz comienza con nuestra humanidad compartida. Tiene que empezar ahora”.

Se cree que se trata de los primeros trabajadores humanitarios extranjeros asesinados en la guerra de Gaza desde el 7 de octubre, y que ya ha causado más de 32.800 víctimas mortales, la mayoría mujeres y niños.

Compartir esta Noticia