Padres abandonan a su hija en una isla por su mal comportamiento

    La niña permaneció en este lugar por dos días.

    Padres abandonan a su hija en una isla desierta por su mal comportamiento

    Puede parecer mentira, pero no lo es. Unos padres decidieron abandonar a su hija de apenas 13 años en una isla desierta para darle una lección, cansados de su mal comportamiento tras haber dejado el colegio. Sucedió a unos kilómetros de la ciudad de Rushan, China.
    Criar un hijo a veces puede ser complicado. Orientar a los menores por el buen camino es un proceso largo que requiere responsabilidad, tiempo y atención. Por lo general, cuando el método de crianza no es efectivo, hay padres que realizan algunos castigos, cómo quitarles el celular o la posibilidad de salir con sus amigos, incluso buscar ayuda profesional.

    Pero estos padres se fueron al extremo, ellos optaron por dejar a su hija de 13 años en una isla desierta por “rebelde”. Su objetivo: querían que la joven “creciera”, ya que los dos adultos estaban “cansados” del mal comportamiento de la menor.

    Padres abandonan a su hija en una isla desierta por su mal comportamiento
    Padres abandonan a su hija en una isla desierta por su mal comportamiento

    Para darle una lección, tomaron la decisión de llevar a la aún niña a este ecosistema natural, bajo la premisa de que experimentara “las dificultades y la adversidad”, puesto que la joven abandonó su escuela y se encerró permanentemente en su cuarto. La isla se encuentra ubicada a un kilómetro de la costa de la ciudad de Rushan. En este lugar no hay suficiente agua ni electricidad.

    Sin embargo, la niña no estuvo sola. No está claro si fue por orden de los padres, o si ella lo encontró, pero un experto en supervivencia, pescador de la zona, acompaño a la muchacha los dos días que estuvo en la isla, y fue quien realizó la denuncia de abandono a las autoridades.

    Padres abandonan a su hija en una isla por su mal comportamiento
    Padres abandonan a su hija en una isla por su mal comportamiento

    Cuando los servicios de emergencia rescataron a la niña, vieron que en esos dos días solamente había consumido agua y galletas comprimidas. La joven de 13 años denunció no poder “soportar” vivir allí. El sitio no cuenta con ninguna de las comodidades y servicios básicos que solía tener en su casa, tales como electricidad o agua.

    Enseguida, oficiales de policía ordenaron a los padres llevar a su hija a casa y accedieron, argumentado que esta lección le sirvió a la joven para “madurar”. Los padres no tuvieron represalias por este hecho, no hubo arrestos de por medio, ni siquiera un llamado de atención o multa.

    ¿Qué opinas de la decisión que tomaron estos padres? Comenta en @DUPLOS.CL